SOCIEDAD

Se autoriza el tráfico en la calle Amaya de Pamplona, que mantendrá su configuración de un solo carril

El Consistorio ha adoptado esta decisión "tras valorar que la prueba piloto no ha terminado de funcionar correctamente".

Cambios de tráfico tras la peatonalización de la Calle Amaya de Pamplona. PABLO LASAOSA
Cambios de tráfico tras la peatonalización de la Calle Amaya de Pamplona. PABLO LASAOSA  
Desde este viernes por la tarde se autoriza al tráfico general de todos los vehículos la calle Amaya de Pamplona, que en su primer tramo se había reservado únicamente para transporte público.

La vía, no obstante, mantendrá su nueva configuración con un solo carril de circulación, "de manera que se consoliden los espacios peatonales", según ha señalado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

El Consistorio ha adoptado esta decisión "tras valorar que la prueba piloto no ha terminado de funcionar correctamente como intervención aislada y volverá evaluar el proyecto cuando se ejecute el corredor del Labrit".

El pasado 3 de junio el Ayuntamiento comenzó con las obras de semipeatonalización de la calle Amaya, con el objetivo de mejorar el espacio público y ampliar el ámbito peatonal y garantizar así el distanciamiento social.

La intervención se llevó a cabo mediante técnicas de urbanismo táctico (señalización horizontal, vertical y balizamiento) que "son más económicas, más rápidas y permiten, bien la reversibilidad, bien la consolidación posterior de las medidas con otros tipos de obra civil a base de elementos fijos (bordillos, pavimentos, etc.)", según ha explicado el Ayuntamiento. "Este tipo de intervención se adoptó, precisamente, para poder tomar medidas correctoras en tiempo real que hagan más positiva la actuación", ha añadido.

Con esta intervención se han aumentado en más de 6 metros el espacio peatonal de la calle, tratando de mitigar además los tráficos de paso que acceden desde la Cuesta de Labrit y terminan incluso fuera del término municipal de Pamplona, sumando más de 20.000 vehículos diarios en la zona.

Durante estos primeros días de funcionamiento se ha realizado un seguimiento constante para evaluar la experiencia, comprobando que la actuación "ha generado dificultades de tráfico y confusión, al suponer una restricción drástica del tráfico en poco espacio", ha explicado el Ayuntamiento.

Así, a partir de este viernes, los vehículos podrán seguir circulando por la calle Amaya u optar por transitar por la calle Arrieta hacia la calle Olite, de manera que se descongestionará la zona, "al tiempo que se consolidan los espacios peatonales ganados con esta intervención", ha destacado el Consistorio.

La evaluación de esta zona continuará durante las próximas semanas y la experiencia acumulada servirá también para valorar el planteamiento del eje ciclista de Labrit y sus posibles afecciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se autoriza el tráfico en la calle Amaya de Pamplona, que mantendrá su configuración de un solo carril