PREMIUM  PAMPLONA

Una asociación del Casco Viejo pamplonés critica que "los que trajeron el cambio" no hayan satisfecho sus demandas

AZ Ekimena denuncia que el barrio haya sido "una moneda de cambio" en la negociación de los presupuestos de la ciudad.

Entrega de firmas contra el proyecto de un hostel en el edificio de Unzu, en la calle Mercaderes de Pamplona. ARCHIVO
Entrega de firmas contra el proyecto de un hostel en el edificio de Unzu, en la calle Mercaderes de Pamplona. ARCHIVO  

La plataforma vecinal AZ Ekimena ha calificado el pleno del Ayuntamiento de Pamplona en el que se rechazaron los presupuestos municipales "un lamentable espectáculo en el que nuestro barrio ha sido moneda de cambio", sin importar "el bienestar de sus vecinos, ni tampoco la opinión expresada en un proceso participativo que, al final, ha quedado en papel mojado".

En un comunicado, ha reclamado que el Casco Viejo sea declarado "zona saturada, porque consideramos que eso es lo que responde al modelo de barrio que queremos, un modelo sostenible y habitable en el que prevalezcan las necesidades de las personas que viven en él, y no intereses mercantilistas".

Asimismo, ha esperado de "quienes se supone que representan el cambio, que, al menos, recojan nuestras propuestas, dialoguen y faciliten nuestro camino con acciones concretas que tengan un impacto real".

Igualmente, la plataforma ha esperado "responsabilidad política de quienes han traído el cambio, que han conseguido aunar voluntades por encima de intereses individuales y sumar así para avanzar en la consecución de una ciudad mejor".

"A día de hoy, tenemos un escenario en el que el macrohostel de Unzu y otros futuros proyectos hoteleros tienen luz verde para abrir sus puertas en el Casco Viejo, con todo lo que ello implica", ha criticado AZ Ekimena. "Tampoco hay presupuestos, que tal vez no fuesen los mejores, pero que iban a suponer el desarrollo de numerosos proyectos reclamados desde barrios en los que la inversión municipal ha dejado que desear", ha lamentado.

Un escenario, ha destacado, del que ha responsabilizado a "quienes defienden la construcción de un macroproyecto hotelero, pero son capaces de renunciar a ello en función de por dónde sople el viento, y no lo son cuando es la ciudadanía quien se lo solicita". También a aquellos que "no son capaces de salir de sus zonas de confort, puristas y retóricas, para hacer efectivos cambios reales a base de trabajo político de fondo y diálogo", y a "quienes tienen la labor de conseguir consensos, y que deberían mostrar más firmeza frente a las acciones que defienden explotar el Casco Viejo con una visión mercantilista antes que el residencial".

"PASOS HACIA EL BARRIO QUE QUEREMOS"

Asimismo, ha criticado a quienes "disfrutan del circo desde la barrera de la oposición y que apuestan, una vez más, por un modelo de barrio que no responde a las necesidades de quienes vivimos en él".

Finalmente, la plataforma vecinal del Casco Viejo pamplonés ha mostrado su "decepción", porque "había la posibilidad de dar pasos reales hacia el barrio que queremos, y no ha sido posible".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una asociación del Casco Viejo pamplonés critica que "los que trajeron el cambio" no hayan satisfecho sus demandas