PREMIUM  PAMPLONA

El pleno suma mayoría para pedir a Asirón que no derribe la pasarela de Labrit por interés electoral

Aranzadi se une a UPN y PSN para señalar que los informes que maneja el Ayuntamiento están llenos de datos erróneos y que no conocen ni cómo se calculó la pasarela. 

Joseba Asirón, alcalde de Pamplona, minutos antes de comenzar el pleno junto a Iñaki Cabasés, Patricia Perales e Itziar Gómez. IÑIGO ALZUGARAY
Joseba Asirón, alcalde de Pamplona, minutos antes de comenzar el pleno junto a Iñaki Cabasés, Patricia Perales e Itziar Gómez. IÑIGO ALZUGARAY  

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona solicitó ayer detener las intenciones destructoras de Bildu y Geroa Bai, que quieren derribar la pasarela de Labrit con el único propósito de conseguir un rédito electoral de aquí a mayo. 

UPN, PSN y Aranzadi se unieron para solicitar que se reconsidere la decisión de los partidos radicales en el Gobierno que persiguen destrozar una obra icónica en Pamplona y que según informes técnicos tiene fácil solución sin necesidad de derribarla. 

"Quieren dictar una sentencia de culpabilidad contra el equipo técnico que ha trabajado en este proyecto en un juicio sin garantías y sin opción de defenderse", espetó el concejal Manuel Millera (Aranzadi-Podemos) a Joseba Asirón y a su equipo, que corre ahora a toda prisa para tirar la pasarela antes de las elecciones tras haber estado toda la legislatura de brazos cruzados sin hacer nada por resolver el asunto. 

Millera es arquitecto, al igual que Enrique Maya, portavoz de UPN, que dejó claro que existen posibilidades de arreglo. "La pasarela es patrimonio municipal y es rehabilitable. Además, es preciso un informe de Príncipe de Viana, porque se trata de un conjunto BIC", señaló Maya, que defendió posturas de seguridad también para el consistorio sin que cueste dinero a las arcas municipales. 

Maite Esporrín, la portavoz socialista, destacó que la pasarela tenía posibilidades de arreglo y de restauración sin alterar el aspecto. "No es inutilizable y no que que tirarla", denunció la edil, que criticó también que parte del expediente les fue entregado menos de 24 horas antes de celebrarse el pleno. 

En la parte contraria se situaron los grupos de Bildu y Geroa Bai, que abogan por llegar a las elecciones con el derribo de la pasarela para tratar así de culpar a UPN de lo ocurrido, mientras denigran al equipo técnico que construyó la pasarela, al que tienen apartado y sin dejar opinar sobre las soluciones. 

"El informe que se ha elaborado para el desmontaje se basa en datos erróneos, ni siquiera se sabe cómo se calculó la pasarela", denunció Millera sobre los informes a la carta elaborados por los nacionalistas para trata de sacar tajada política con un asunto que afecta a los ciudadanos. 

Joxe Abaurrea, concejal de Bildu que no condena asesinatos de compañeros de corporación, se escudó en que él defiende de la "seguridad" de las personas. 

Itizar Gómez de Geroa Bai-PNV, intervino de forma muy alternada para tratar de dar lecciones técnicas a los dos concejales que son arquitectos y comenzó a leer párrafos de informes para justificar el derribo de la pasarela cuanto antes. 

Enrique Maya le solicitó que señalara en qué informe los técnicos municipales dicen que hay que desmontar la pasarela y recordó que el edificio del Condestable también decían que estaba en ruina y fue su equipo el que lo restauró hasta convertirlo ahora en uno de los referentes del Casco Antiguo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El pleno suma mayoría para pedir a Asirón que no derribe la pasarela de Labrit por interés electoral