PREMIUM  PAMPLONA

Asirón se desprende de otra tradición para Pamplona: no acudirá al Voto de las Cinco Llagas y pone como sustituto a un concejal

Se trata del único acto en el que la Corporación Municipal acude en Cuerpo de Ciudad desde 1601 para agradecer que cesara la epidemia de peste.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, durante el Voto de las Cinco Llagas celebrado en la capital navarra el pasado año. EFE.
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, durante el Voto de las Cinco Llagas celebrado en la capital navarra el pasado año. EFE.  

El alcalde de Pamplona se borra de otra de las tradiciones que envuelven a la capital navarra durante la Semana Santa y anuncia que "delegará en el concejal Iñaki Cabasés (Geroa Bai) la representación del acto" de las Cinco Llagas.

Se trata del único acto de la Semana Santa pamplonesa al que los ediles acuden en Cuerpo de Ciudad y como peculiaridad, es el único momento del año en que en los trajes de gala portan las medallas corporativas por el lado en que se representan la imagen de las Cinco Llagas de Cristo (corona de espinas y heridas de manos y pies del Crucificado). Esa imagen es también el reverso de la bandera de la ciudad.

Un año más la Corporación Municipal se trasladará de la Plaza Consistorial al templo de San Agustín el próximo 13 de abril, a las 16.50 horas para renovar el voto que tiene lugar en el interior de la iglesia en el Voto de las Cinco Llagas, un acto institucional que el Regimiento instauró por acuerdo municipal el 30 de mayo del año 1601 en agradecimiento a que cesara la epidemia de peste bubónica que amenazaba a la ciudad.

Las Cinco Llagas es una antigua tradición recogida en las llamadas diez promesas seculares de la ciudad y que en esta ocasión el representante de la ciudad, Joseba Asirón, ha decidido no acudir a pesar de que ya estuvo presente el pasado año.

El recorrido del cortejo será plaza Consistorial, Mercaderes, Curia y Calderería, para llegar al templo alrededor de las 17 horas. La comitiva estará formada por los corporativos, además de los maceros, clarineros y agentes de la Policía Municipal en traje de gala y sin bandera.

Una vez en la iglesia tendrá lugar una procesión (en el interior) en la que se portará en andas la efigie de las Cinco Llagas precedida por una bandera negra “de luto”. El paso, de propiedad municipal, parece datar de finales del siglo XVIII o principios del XIX. En él dos ángeles sujetan la representación de las Cinco Llagas en un conjunto artístico realizado en madera de pino y escayola policromada, con apliques de pan de oro y plata.

En en el acto participarán, además, miembros de la Hermandad de la Pasión y el Cabildo Catedralicio. La música será interpretada por la Capilla de Música de la Catedral con la tradicional interpretación del ‘Miserere romano’, composición anónima del siglo XVII y el ‘Inter vestibulum’ atribuido a Cristóbal Morales en el siglo XVI.

Finalizado el acto, la Corporación regresará con el mismo itinerario hasta la Plaza Consistorial. Tras el desfile los ediles que lo deseen podrán participar, ya a título personal, en los actos previstos en la Catedral y la iglesia de San Saturnino.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón se desprende de otra tradición para Pamplona: no acudirá al Voto de las Cinco Llagas y pone como sustituto a un concejal