PAMPLONA

Asirón desatiende al Defensor del Pueblo y niega cursos de euskera a sus empleados castellanoparlantes

El sindicato CSIF denuncia que el Ayuntamiento no permite a los empleados acceder a cursos iniciales de euskera y "margina a quienes hablan castellano".

Los concejales Aritz Romeo y Joxe Abaurrea, y el alcalde Joseba Asirón en el pleno del Ayuntamiento. PABLO LASAOSA
Los concejales Aritz Romeo y Joxe Abaurrea, y el alcalde Joseba Asirón en el pleno del Ayuntamiento. PABLO LASAOSA  

El Defensor del Pueblo ha informado al sindicato CSIF que el Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por Joseba Asirón (EH Bildu), ha decidido no atender su informe de facilitar el acceso de los trabajadores castellanoparlantes a los cursos iniciales de euskera.

El pasado lunes 5 de febrero el Defensor del Pueblo de Navarra daba la razón a un funcionario del Consistorio pamplonés, a quien le habían denegado la realización de un curso de euskera en contra de un acuerdo municipal.

Según la normativa actual, los trabajadores municipales pueden acceder a los cursos intensivos impartidos por el Instituto Navarro del Euskera, que imparte clases en los niveles A1, A2, B1, B2 y C1. En la práctica, tal y como advertía el sindicato CSIF, el Consistorio impide que los trabajadores puedan beneficiarse de este acuerdo si quieren aprender euskera en niveles inferiores al B1.

El Defensor del Pueblo de Navarra emitió una recomendación advirtiendo al Ayuntamiento de Pamplona de restringir el convenio colectivo tras impedir que este trabajador pudiese acceder a un curso en euskera por poseer un nivel inferior a B1. Según esta institución resulta disconforme a Derecho la forma de proceder del Ayuntamiento restringiendo mediante instrucciones el convenio colectivo.

Según informa ahora CSIF, el Ayuntamiento ha comunicado al Defensor del Pueblo su negativa a dar marcha atrás, por lo que persiste en la aplicación de la instrucción, disconforme a Derecho según lo había declarado el propio Defensor al ser una norma de inferior rango.

CSIF insiste en que esta manera de proceder implica "marginar a la población castellanoparlante en beneficio de los vascoparlantes tanto navarros como del País Vasco".

El sindicato denuncia que el Ayuntamiento se reafirma !en su sesgo radical hacia la mayoría de la población de Pamplona y continúa perjudicando a unos para beneficiar a otros, sin importarle las familias de los funcionarios, ya que la promoción y el posible cambio de puesto de trabajo no son cuestiones menores".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón desatiende al Defensor del Pueblo y niega cursos de euskera a sus empleados castellanoparlantes