PREMIUM  PAMPLONA

Asirón se enfurece con sus exsocios de Aranzadi y les acusa de formar un "régimen" con UPN y PSN

Sin posibilidad de sacar adelante sus últimos presupuestos, el alcalde ha escenificado la ruptura del cuatripartito en una rueda de prensa cargada de reproches.

El alcalde Joseba Asirón y la teniente de alcalde, Patricia Perales, intervienen en rueda de prensa en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
El alcalde Joseba Asirón y la teniente de alcalde, Patricia Perales, intervienen en rueda de prensa en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu), ha mostrado su "decepción" tras ver truncado su último proyecto de presupuestos en la legislatura al carecer del apoyo de Aranzadi, a quienes ha acusado de cometer una "gravísima irresponsabilidad política" y de posicionarse fuera del cambio con "el régimen" de UPN y PSN.

La formación antisistema liderada por Armando Cuenca decidió este jueves consumar su venganza contra Asirón y hacer saltar por los aires lo poco que quedaba del pacto cuatripartito después de que el primer edil de EH Bildu les expulsase del equipo de Gobierno el pasado mes de julio.

Aranzadi se abstuvo en la votación de las cuentas de Bildu y Geroa Bai, apoyadas a su vez por Izquierda-Ezkerra, por lo que los votos en contra de UPN y PSN acabaron por rechazar el proyecto de presupuestos municipales.

El alcalde de Pamplona, que ha quedado retratado en minoría con un grupo de 5 concejales dentro del pleno compuesto por 27 ediles, ha convocado este mismo viernes una rueda de prensa de urgencia para culpar a Aranzadi de la situación a la que se ve abocada el Consistorio.

Asirón ha mostrado su convicción de que Aranzadi "no tenía ninguna intención de aprobar" las cuentas municipales y ha considerado que "había la posición política previa de dinamitarlos".

En una rueda de prensa celebrada este viernes en el Ayuntamiento, Asirón ha reconocido que este jueves fue "un día triste y complicado para el cambio" porque "no nos fue posible acordar unos presupuestos a cuatro". Unas cuentas, ha asegurado, "que hubiesen sido muy importantes y hubieran asegurado avanzar en ese modelo de ciudad que hemos venido construyendo en estos tres últimos años" a través de "muchos e interesantes proyectos".

Asirón  ha destacado, además, que los presupuestos recogían las aportaciones de colectivos, barrios y ciudadanía en general; y ha resaltado que eran unas cuentas que "no pertenecían a ningún partido porque se habían construido en buena medida en base a las pequeñas renuncias que habíamos tenido que hacer cada uno de los partidos".

En este sentido, el alcalde ha agradecido "el trabajo y generosidad" de Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra "por anteponer el interés común de la ciudad al interés partidista y por apostar por el cambio".

El primer edil ha resaltado que "todos los sectores ideológicos que conforman el cambio, y concretamente el sector ideológico que sustenta a Aranzadi, es un agente importantísimo y necesario en el cambio". Sin embargo, ha opinado que "con su actuación ayer, el grupo de Aranzadi se ha posicionado fuera del cambio". "De otra manera no puede entenderse que se haya unido con UPN y PSN para tumbar los presupuestos de 2019", ha remarcado Asirón que ha añadido que "Aranzadi fue ayer literalmente la mayoría que el régimen necesitaba".

En opinión del alcalde, Aranzadi ha buscado "dar una bofetada política a EH Bildu" que Asirón ha querido hacer ver ahora como "una sonora bofetada" a barrios y medidas de igualdad y movilidad.

Para ahondar en la crítica a Aranzadi, el alcalde ha dicho que al no aprobar sus presupuestos está dando una "bofetada" a los vecinos de la Chantrea, San Jorge y Milagrosa, a la igualdad, "no votando las medidas para la Casa de las Mujeres" que se queda sin financiación"; a la movilidad "impidiendo que puedan financiarse" diversos corredores ciclables o la red de bicicleta pública", así como "al profesorado y alumnado de colegios públicos como San Jorge o Hegoalde, impidiendo que llegue la financiación necesaria" para sus infraestructuras.

"ARANZADI SE POSICIONA FUERA DEL CAMBIO"

Para el alcalde, con su votación de este jueves, "Aranzadi se ha posicionado fuera del cambio" y "se ha unido con UPN y PSN para tumbar" los presupuestos municipales. Así, ha remarcado que esta formación "fue ayer la mayoría que el régimen necesitaba".

Preguntado si la abstención de Aranzadi se debe a su expulsión del equipo de gobierno municipal, Asirón ha opinado que "hay otro tipo de cálculos de tipo electoral muy difíciles de comprender". "Una cuestión de enfado no debería ser" y "no debería justificar que se le dé a la ciudad una bofetada presupuestaria de este calibre", ha agregado el alcalde que ha destacado que Izquierda-Ezkerra "ha sabido superar esa posición de enfado político".

Asirón ha reconocido que las negociaciones en torno a los presupuestos han sido "arduas y duras" y ha valorado que Geroa Bai, EH Bildu e I-E "dejaron parte de sus proyectos y se llegó a un acuerdo que implicaba, además, que Geroa Bai retirara su enmienda de regulación de hoteles".

En este sentido, ha destacado que se planteó a Aranzadi un acuerdo sobre 20 puntos ante el cual, ha afirmado, la candidatura "cuando vio la posibilidad de que avanzáramos en un acuerdo, se replegó" sobre "uno de los 20 puntos" planteando "nuevas exigencias". Exigencias, ha explicado, que suponían 9 millones de euros "sin explicar de qué otras partidas habría que detraer" ese dinero.

Por ello, el alcalde de Pamplona ha mostrado su convicción de que Aranzadi "no tenía ninguna intención de aprobar los presupuestos" y que "existía la decisión política previa de dinamitarlos". Igualmente, ha afirmado que "Aranzadi quería dar una bofetada política a EH Bildu".

PIDE A ARANZADI QUE ASUMA LAS CONSECUENCIAS

Así las cosas, Asirón ha pasado las consecuencias del fracaso del proyecto del cuatripartito a Aranzadi. Se ha preguntado si los concejales Cuenca, Millera y Berro "van a bajar a los barrios a explicar a toda la ciudadanía por qué les han restado esa financiación pudiendo haber llegado a un acuerdo que implicaba, entre otras cosas, su exigencia inicial de limitar la presencia hotelera en el Casco Antiguo". A este respecto, ha resaltado que "yo sí voy a bajar a los barrios en cuanto consigamos reelaborar un plan económico" para "paliar este bofetón presupuestario que hemos recibido".

Joseba Asirón ha ratificado su "compromiso, ilusión y confianza con el cambio" y ha destacado que "hoy ya no es ayer" y que "estamos ya trabajando por recuperar la ilusión y el impulso del cambio".

Así, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad a toda la gente que en 2015 apostó por el cambio porque creían que otra Pamplona era posible" y ha subrayado que "vamos a seguir trabajando con todas nuestras fuerzas hasta mayo para construir una Pamplona más democrática, eficiente, solidaria y feminista".

Ha recalcado que "esta no es una tarea que pueda abordarse en cuatro años" por eso, ha destacado que "hemos venido para quedarnos" y ha incidido en la necesidad de que "los pamploneses sigan confiando y voten cambio de nuevo en 2019".

"El cambio ha venido para quedarse y está por encima de determinadas siglas o cargos públicos, es de todas y de todos, también del sector ideológico que apoyó a Aranzadi, y todas y todos vamos a ser necesarios en el mes de mayo", ha remarcado.

I-E APELA A LA "RESPONSABILIDAD" DE LAS FUERZAS DEL CAMBIO

Izquierda-Ezkerra de Pamplona ha lamentado este viernes la abstención de Aranzadi en los Presupuestos municipales para 2019, que, junto con los votos en contra de UPN y PSN, "deja a Pamplona sin cuentas, con la consiguiente prórroga de los de 2018, lo que supone que la ciudad pierde 26 millones para inversiones sociales, dejando en el aire proyectos como el carril bici del Labrit, Casa de las Mujeres y otros proyectos puestos en marcha y no finalizados en esta legislatura, como Pío XII o el Plan de Amabilización".

En un comunicado, Izquierda Ezkerra ha apelado a "la responsabilidad de las cuatro fuerzas del cambio para trabajar en lo que resta de legislatura, codo con codo, haciendo un ejercicio de autocrítica, cosiendo heridas".

"Creemos absolutamente necesario en 2019 mantener y profundizar en el cambio en Pamplona y para eso somos necesarias todas las fuerzas del cambio, como se ha demostrado hasta ahora", ha concluido.

I-E ha señalado que le "preocupan enormemente" las inversiones previstas para este año 2019 en los distintos barrios de la ciudad. "Estos presupuestos contemplaban actuaciones importantes y muy necesarias especialmente en barrios como Echavacoiz, Arrosadía, San Jorge que ahora quedan en el aire", ha expuesto.

Ha explicado la formación que en las últimas semanas ha mantenido una vía de diálogo y negociación con el equipo de gobierno, "por responsabilidad con la ciudad". "Hemos puesto toda la carne en el asador", ha señalado Edurne Eguino, quien ha añadido que "ha sido una legislatura dura, no exenta de conflictos con nuestros socios, que conllevó, como es bien sabido, nuestra expulsión junto con Aranzadi del equipo de gobierno".

PODEMOS LAMENTA "MAXIMALISMO IRRESPONSABLE"

Podemos Ahal Dugu, que en las elecciones de 2015 apoyó la candidatura de Aranzadi al Ayuntamiento de Pamplona, ha lamentado el "maximalismo irresponsable" planteado por esta ayer y que ha llevado al rechazo de los Presupuestos de la ciudad para este año.

Así lo señala en una nota Podemos, que anuncia que en las próximas elecciones presentará una candidatura propia al consistorio pamplonés "con la prioridad de evitar la vuelta de la derecha", y que dice lamentar "profundamente" la no aprobación de los Presupuestos de Pamplona por la abstención de Aranzadi.

En esta actitud ve una "preocupante falta de visión política y compromiso con el cambio que se inició en la capital navarra en el año 2015", fecha en la que Aranzadi firmó un pacto de legislatura con EH Bildu, Geroa Bai e I-E que se rompió este pasado verano con la salida de Aranzadi e I-E del equipo de gobierno.

Podemos apoya el fondo de las razones de Aranzadi para rechazar el presupuesto, como es la necesidad de limitar y combatir la saturación de establecimientos hosteleros en el Casco Viejo de Pamplona y el "preocupante auge de la turistificación", pero advierte la formación morada que las posturas maximalistas del "todo o nada" denotan una "preocupante falta de cultura política" que solo redunda en beneficio de la derecha, "ansiosa de volver a los tiempos oscuros de los mandatos de UPN".

 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón se enfurece con sus exsocios de Aranzadi y les acusa de formar un "régimen" con UPN y PSN