PREMIUM  PAMPLONA

Asirón quita importancia a las grandes pérdidas del comercio de Pamplona y dice que sólo se han rebajado un 10%

Por su parte, los negocios del centro y el Ensanche han cuantificado sus pérdidas totales en más de diez millones de euros.

Comercios muestran carteles en contra de los cambios de tráfico impuestos por el Ayuntamiento de Pamplona. PABLO LASAOSA 05
Comercios muestran carteles en contra de los cambios de tráfico impuestos por el Ayuntamiento de Pamplona. PABLO LASAOSA 05  

El Ayuntamiento de Pamplona ha vuelto a dejar en mal lugar a los comerciantes de Pamplona después de mostrar los datos de una supuesta encuesta realizada a 662 personas en la capital navarra entre el 11 de diciembre de 2017 y el 5 de enero de 2018.

Los comercios del centro de Pamplona y del Ensanche han mostrado en numerosas ocasiones su descontento con las nuevas medidas del tráfico a las que acusan directamente de ser responsables de unas pérdidas que ascienden a los diez millones de euros.

Con carteles en sus locales evidenciaron su malestar y, por ello, recibieron amenazas de parte de un sector próximo al equipo del Gobierno municipal. No solo eso.

Durante estos meses, los propios negocios de esta zona tan perjudicada de Pamplona han recibido el 'azote' de parte del Consistorio de Pamplona con agresivas respuestas que ponían en duda su credibilidad y que, incluso, llegaban a tacharlos de organizar una "campaña orquestada por la derecha".

Con todo esto, el Ayuntamiento de Pamplona ha seguido con su estrategia de querer 'imponer' un modelo de ciudad que daña a los comercios de la zona y en su encuesta señalan que tan sólo "entre un 10% y 12% dice que ha dejado de ir o de comprar en el centro".

Por barrios, quienes dicen haber dejado de ir al centro viven mayoritariamente en San Juan, San Jorge, Mendillorri y Buztintxuri, mientras donde menos viven es en Milagrosa, Chantrea, Casco Viejo y Etxabakoitz.

Respecto a quienes dicen haber dejado de ir a comprar al centro, viven mayoritariamente en San Juan, Buztintxuri, Mendillorri y Ensanche, y minoritariamente en Ermitagaña, Casco Viejo, Etxabakoitz y Azpilagaña.

Por edades, siempre según la encuesta del Ayuntamiento de Pamplona que contrarresta con los datos ofrecidos por los comerciantes de la ciudad, el colectivo más afectado sería el de 30 a 55 años, con un 11,8% de personas que han dejado de ir al centro y un 16,3% que ha dejado de hacer compras por la amabilización.

San Juan es el barrio en el que más porcentaje de personas ha dejado tanto de ir al centro como de comprar en él, un 20,6% en ambos ratios.

Otro de los factores que se analiza es el efecto del plan de amabilización en aquellas personas que utilizan el coche. En torno al 17,6% del colectivo ‘automovilista’ de Pamplona declara haber dejado de ir a comercios del centro por ese motivo y un 18,7% dice que ha dejado de hacer compras en esa zona.

Entre los ‘no automovilistas’ las cifras son menores: un 5,7% ha dejado de ir al centro y un 7% ha visto afectadas sus compras en Casco Antiguo y Ensanche.

LOS PARKINGS DEL CENTRO: UNA OCUPACIÓN DEL 51,4 %

El informe, elaborado por la empresa Ikertalde, también valora la situación del tráfico, la dotación de plazas de aparcamiento en el centro de la ciudad y el nivel de ocupación actual de estas.

Así se recoge que en cuanto a los aparcamientos, el centro de la ciudad cuenta con unas 3.540 plazas de rotación a las que hay que añadir las 180 del parking disuasorio de Trinitarios, similar a las plazas disponibles en ciudades cercanas como San Sebastián o Vitoria.

Tomando como referencia la información de los aparcamientos centrales, la ocupación media diurna ha pasado de 49 % en diciembre de 2016 al 51,4 % en diciembre de 2017, una subida pobre si se tiene en cuenta que se ha prohibido aparcar en todo el centro de la ciudad.

 Los parkings de la Plaza del Castillo y el Rincón de la Aduana tienen una ocupación media diurna del 76,5% y del 71,2%, respectivamente.

El estudio refleja también un descenso en la circulación de vehículos en el Casco Antiguo.

Ese descenso, en diciembre, se cifraba en el 45% desde que en octubre de 2017 se pusiera en marcha el sistema de control de accesos mediante cámaras. Cada día circulaba una media de 5.287 vehículos menos por las calles del Casco Antiguo.

Los datos actualizados en esta materia a fecha de 1 de febrero de 2018 reflejan que el descenso de tráfico había alcanzado ya un significativo 53% con respecto a los datos previos a la entrada en vigor del control de accesos con 6.150 vehículos menos circulando por la zona histórica.

MESA DE TRABAJO CON COMERCIANTES Y EMPRESAS DE APARCAMIENTOS

Junto a esas medidas de mejora, el Ayuntamiento de Pamplona va a impulsar otras tres medidas, denominadas “complementarias”. Una de ellas es la creación de una mesa de trabajo en la que participen, además del propio Consistorio, las asociaciones de comerciantes, el comercio no asociado y representantes de las empresas que gestionan los aparcamientos cercanos al centro.

El objetivo será explorar fórmulas de colaboración que permitan crear dinámicas de descuentos en los aparcamientos a la clientela que compre en los comercios del centro de la ciudad.

Los seis aparcamientos subterráneos ubicados en el entorno del Casco Antiguo (Rincón de la Aduana, Plaza del Castillo, Plaza de Toros, Baluarte, Autobuses y El Corte Inglés) cuentan con 2.586 plazas de rotación. Está previsto que esta mesa funcione en dos semanas.

Además, para paliar la demanda de información sobre los aspectos del Plan de Amabilización, el Ayuntamiento va a realizar una campaña bajo el lema ‘Respira – Arnastu’.

Se centrará en información práctica de cómo llegar al centro a través de diferentes medios o modos de desplazamiento (a pie, en bici, en villavesa y en coche) y se utilizarán recursos como cuñas de radio, vídeo, soportes digitales o cuadernillos. El diseño de la campaña tendrá un coste de 6.000 euros + IVA.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón quita importancia a las grandes pérdidas del comercio de Pamplona y dice que sólo se han rebajado un 10%