PREMIUM  PAMPLONA

Asirón deja claro a Esporrín que no le votará como alcaldesa y se postula como única alternativa a Maya

Bildu pone sobre la mesa cualquier tipo de acuerdo, desde un Gobierno tripartito a un simple trato de investidura, para frenar la llegada de Enrique Maya.

El candidato de Bildu Joseba Asirón hace un análisis de los posibles pactos en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
El candidato de Bildu Joseba Asirón hace un análisis de los posibles pactos en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

El candidato de EH Bildu a la alcaldía de Pamplona, Joseba Asirón, ha dejado claro a la socialista Maite Esporrín que no le votará para liderar el nuevo gobierno municipal del Ayuntamiento y se ha postulado como única alternativa a Navara Suma.

"Hay fórmulas diferentes, pero siempre desde un gobierno encabezado por el alcaldable de la primera fuerza de progreso, en este caso Bildu", ha asegurado este martes en rueda de prensa el alcalde en funciones.

Cabe recordar que el nuevo pleno municipal que se conformará el próximo sábado cuenta con 13 concejales de Navarra Suma, a un solo edil de la mayoría absoluta, y la otra mitad de la sala se reparte con 7 concejales para Bildu, 5 del PSN y 2 de Geroa Bai.

En la votación del sábado, si ninguna fuerza alcanza la mayoría absoluta automáticamente el candidato de la lista más votada se convertirá en el nuevo alcalde de Pamplona.

Tras la insistencia del PSN para postular a Maite Esporrín como alcaldesa y el guiño a Bildu para que permita su elección, Joseba Asirón se ha mostrado muy tajante y se ha autoproclamado como única alternativa posible a la elección de Enrique Maya como alcalde.

El alcalde en funciones ha dejado claro que no apoyará al PSN, pero sí ha tendido la mano a socialistas y Geroa Bai para que le voten como alcalde y explorar todas las formas posibles de colaboración con la condición de que que Asirón acabe como alcalde.

Bildu ha puesto sobre la mesa la opción de llegar a un acuerdo de gobierno que dé lugar a un Ejecutivo tripartito con concejalías repartidas entre la formación abertzale, PSN y Geroa Bai, y otra opción que pasa por un acuerdo en el que el resto de partidos formen gobierno pero no asuman áreas de gobierno.

Con tal de mantenerse en el poder, Asirón también ha abierto la puerta a alcanzar tan solo un pacto de investidura en el que PSN y Geroa Bai den su voto a Bildu, sin alcanzar siquiera un acuerdo programático.

De hecho, Asirón ha tratado de seducir a sus posibles socios con apoyos en otros consistorios navarros si logran alcanzar un pacto en Pamplona: "Condicionamos el apoyo que Bildu pueda dar a a otras fuerzas de progreso en otros ayuntamientos que así lo necesitaran".

ASIRÓN LAMENTA QUE ESPORRÍN QUIERA SUS VOTOS PERO NO NEGOCIE

Joseba Asirón ha expuesto además que este pasado lunes mantuvo una conversación telefónica con la candidata socialista, Maite Esporrín, en la que no han podido llegar a ningún tipo de acuerdo ni han acordado una posible reunión.

A pesar de que Esporrín ha solicitado públicamente el apoyo velado de Bildu, el PSN ha mantenido en todo momento que no negociará con la formación abertzale.

"Llamé personalmente a Maite Esporrín y me trasladó que no quiere tener ningún tipo de reunión ni contacto conmigo", ha confirmado Asirón ante los periodistas, mientras que ha avanzado que las reuniones con Geroa Bai han discurrido en un "ambiente de gran cordialidad".

"Con el PSN hemos establecido acuerdos a lo largo de la legislatura, como las inversiones financieramente sostenibles, y realmente no podemos llegar a entender que con esas premisas no estemos ya negociando para dar continuidad a esas políticas e impedir que caigan en manos de la derecha", ha lamentado el candidato de Bildu.

Por ello, Asirón ha insistido en "explorar a través de un diálogo sincero, sin exclusiones y sin líneas rojas de ningún tipo, la posibilidad de articular una mayoría alternativa al gobierno de la derecha".

El alcalde ha insistido en que intentará revalidar su cargo hasta el último momento. "Es mi compromiso intentarlo hasta el último momento. Hasta el día mismo de la investidura por la mañana", ha precisado Asirón en referencia a la votación que tendrá lugar a las 18 horas del sábado, después de que horas antes hayan quedado designados los consistorios del resto de Navarra y sepan ya en qué sentido se han inclinado los posibles pactos.

Sobre la hora fijada para el pleno de investidura, el candidato de Bildu ha afirmado que "no es nada irregular o raro", si bien ha reconocido que a esa hora "vamos a tener una cosa que no tenemos a las 12 horas, la perspectiva de ver qué ha ocurrido en otros ayuntamientos".

CUATRO LÍNEAS GENERALES PARA GANAR APOYOS

Para granjearse el apoyo de Geroa Bai y el PSN, Asirón ha presentado un posible acuerdo de mínimos en torno a cuatro líneas políticas genéricas.

El candidato de Bildu, que ha finiquitado una legislatura marcada por la imposición de la agenda nacionalista, ha hablado de establecer acuerdos en torno a la convivencia y la memoria histórica.

Asirón ha hecho referencia a llegar a acuerdos con “respeto a las diferentes sensibilidad y pluralidad que tiene la ciudad” y llama “a un diálogo sin cortapisas a través de una comisión por la paz y la convivencia”.

Otro de los puntos para buscar consenso ha sido la política social y de vivienda, en referencia a ayudas sociales para la infancia, asistencia social, conciliciación, inmigración o derecho a la vivienda.

“Buscamos trabajar en una movilidad sostenible para adecuar a Pamplona a los parámetros de movilidad que ya trabajan otras ciudades europeas desde un respeto escrupuloso al medio ambiente”, ha propuesto Asirón en otro de sus puntos en busca de acuerdo.

Además, Asirón ha planteado políticas que giren en torno a la “igualdad real entre hombres y mujeres consolidando las políticas que se han empezado a aplicar en la pasada legislatura”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón deja claro a Esporrín que no le votará como alcaldesa y se postula como única alternativa a Maya