PAMPLONA

A Asirón se le acaba el tiempo para impedir que el PSIS de Salesianos siga adelante y pide a Barkos que cambie el proyecto

El alcalde de Pamplona ha mostrado el rechazo a este proyecto en numerosas ocasiones al considerarlo un "auténtico despropósito".

Asirón ha reiterado que el actual proyecto del PSIS de Salesianos, diseñado por el anterior gobierno municipal de UPN, es
Asirón ha reiterado que el actual proyecto del PSIS de Salesianos, diseñado por el anterior gobierno municipal de UPN, es "especulativo". IÑIGO ALZUGARAY.  

El Ayuntamiento de Pamplona va a solicitar este miércoles de forma oficial al Gobierno de Navarra que modifique el Plan Especial que sustenta el PSIS de Salesianos para cambiar el proyecto que contempla la construcción de torres de hasta 18 alturas, al considerar que se trata de un "auténtico despropósito".

Este anuncio lo han realizado el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, y el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, después de que el área de Ciudad Habitable y Vivienda aprobara por "imperativo legal" la concesión de la licencia de parcelación del solar.

Se trata de un trámite reglado que el Ayuntamiento está obligado a aprobar, al no existir ningún elemento legal ni formal que justifique oponer el otorgamiento de dicha licencia, han explicado ambos, tras lo que han remarcado que si hubieran podido evitar la concesión lo hubieran hecho, a lo que han añadido que esto "no significa que el proyecto sea imparable", al contrario, están convencidos de que están "a tiempo de cambiar el proyecto".

Con su petición el Ayuntamiento, que apuesta por modificar el plan para poder construir en planta baja más ocho alturas, con edificios similares a los del entorno, quiere que el Gobierno de Navarra reconsidere el proyecto tal y como está aprobado.

El plan actual recoge la propuesta ganadora del concurso convocado por Nasuvinsa, 'Sol de Medialuna', que desarrolla once parcelas la mayoría de ellas destinadas a viviendas libres que se levantarán en bloques de entre 7 y 17 alturas, además de un centro cívico, dos plazas y un espacio comercial.

"Pedimos audacia política al Gobierno", ha dicho Abaurrea, quien ha opinado que "no existen ataduras" para actuar, a lo que ha agregado que espetarán su decisión, aunque les pueda defraudar.

Asimismo ha instado a la congregación religiosa de Salesianos a que rectifique, a que "actúe con altura de miras y que en cualquier caso rebaje sus pretensiones económicas para financiar su nuevo centro a lo realmente razonable".

Por su parte Asirón ha reiterado que el actual proyecto, diseñado por el anterior gobierno municipal de UPN, es "especulativo", un "auténtico despropósito", que aplasta los edificios del entorno e impacta sobre la línea de cielo de la ciudad donde son visibles la muralla y las torres de la catedral.

Tras remarcar que además para sacarlo adelante se "usurparon las competencias urbanísticas del Ayuntamiento", ha hecho un llamamiento al Gobierno foral para que no permita "esta aberración" y prime el futuro de la ciudad frente a los intereses de una congregación religiosa y ciertos promotores urbanísticos.

"Seguimos estando a tiempo", ha sostenido Asiron, un mensaje en el que también ha incidido Abaurrea, quien ha apuntado que estarán en un punto de no retorno cuando se subasten las parcelas.

Después de este trámite se deben llevar a cabo tres pasos hasta que, en su caso, se pudiera otorgar la licencia de obras y comenzara la ejecución del PSIS propiamente dicha.

El primero es la inscripción registral, que depende de la Congregación Salesiana que tiene entre un mes y mes y medio de plazo para inscribir en el registro las nuevas parcelas en las que divida la actual ubicación de su centro en el II Ensanche.

Un segundo paso es la firma de un convenio para la subasta de esas parcelas entre el Gobierno de Navarra y la Congregación Salesiana. En este caso no hay un plazo definido.

Por último, también sin fecha definida, se deberían subastar las parcelas, el "acto de no retorno", si se llega a él, en el que ya debería estar incluida la modificación que solicita el Ayuntamiento.

Han aludido además al informe, encargado por el Gobierno foral y elaborado por Nasuvinsa, sobre el impacto de un nuevo planteamiento urbanístico en el solar de Salesianos, que concluye que el rediseño de las torres de viviendas previstas en manzanas como las actuales del II Ensanche supondría unas pérdidas de 14,5 millones de euros, que podrían aumentar en 37 millones más, es decir una suma total de 51,5, si la congregación solicita indemnizaciones.

El Ayuntamiento no comparte esas conclusiones, según Abasurrea, quien ha indicado que el informe carece de objetividad suficiente para resultar válido y de una comparativa idónea, a lo que ha añadido que no hay pérdida de aprovechamiento en su propuesta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A Asirón se le acaba el tiempo para impedir que el PSIS de Salesianos siga adelante y pide a Barkos que cambie el proyecto