• miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 11:07
 
 

PAMPLONA

Así será el nuevo parking subterráneo en pleno centro de Pamplona que plantea el Ayuntamiento

El proyecto incluye la reurbanización superficial de la zona con la remodelación de la plaza de la Cruz y sus viales.

Vista aérea de la Plaza de la Cruz de Pamplona entre las calles Sangüesa y Navarro Villoslada. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Vista aérea de la Plaza de la Cruz de Pamplona entre las calles Sangüesa y Navarro Villoslada. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

Un aparcamiento con 346 plazas, distribuidas en cuatro plantas subterráneas, para residentes y comerciantes. Son las características del proyecto de aparcamiento en la calle Sangüesa que esta mañana aprobará la Junta de Gobierno Local y que busca satisfacer la demanda vecinal de plazas de estacionamiento en la zona.

El aparcamiento subterráneo abarca el tramo de la calle Sangüesa, desde la calle Navarro Villoslada hasta la calle Tafalla, donde se ubicará el acceso y salida de los vehículos. El proyecto incluye una reurbanización superficial de la zona con la remodelación de la plaza de la Cruz y sus viales.  Se trata de una de las obras del plan del Segundo Ensanche que el Consistorio planteó hace unos meses.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, han presentado esta mañana el proyecto de este aparcamiento que, a principios de 2023, se someterá a exposición pública durante el plazo de un mes para recibir aportaciones y sugerencias de la ciudadanía.

El proyecto se ajusta a lo establecido en el Plan Municipal de Pamplona y en el final de la segunda fase de elaboración del PEAU del Segundo Ensanche, que pretende afrontar la recuperación física, funcional y social de esa zona del barrio. El presupuesto estimado de toda la actuación alcanza los 13,7 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento aportará 2,5 millones de euros correspondientes a la reurbanización de la Plaza de la Cruz, con un plazo estimado de ejecución de 22 meses.

El aparcamiento tendrá forma lineal, a lo largo de la calle Sangüesa, con 164 metros de longitud, 17,7 metros de ancho, con una única calle central de 6 metros y las plazas ubicados a ambos lados. La superficie de actuación supera los 13.000 metros cuadrados. El 7% de las 346 plazas previstas son para personas con movilidad reducida, cumpliendo así la normativa. Se habilitan también 45 plazas para motos. 

El aparcamiento dispone de dos salidas peatonales con ascensor, una en la plaza de la Cruz y otra próxima al cruce de la calle Sangüesa con Tafalla en la acera del instituto. Todas las salidas peatonales están a menos de 50 metros desde cualquier punto del parking. Se ha previsto la adaptación del aparcamiento para un futuro parque automovilístico de coches eléctricos, pues dispone un transformador eléctrico y el diseño de la preinstalación eléctrica de todo el garaje, así como la instalación completa de 38 plazas en el primer sótano. 

El proyecto que sale a exposición pública genera una nueva urbanización en la plaza de la Cruz y su entorno. Lo más novedoso es la reducción del estanque la zona central de la plaza, dándole forma cuadrada y girándolo 45 grados, al igual que los alcorques. De esta forma se facilita el tránsito diagonal a través de la plaza. La zona central se pavimentará con adoquín cerámico con acabado superficial liso en color rojo y marrón. En el perímetro de la plaza el pavimento será como el de las aceras con granito gris y una anchura de ocho metros. 

En la calle Sangüesa se mantiene el vial, con plazas de aparcamiento en línea en el lado de las viviendas. Esa acera se reurbanizará con una anchura de 5,6 metros pavimentada mediante losa y adoquín de granito. Las dos aceras de esa futura calle Sangüesa dispondrán también de una línea de arbolado de porte mediano. En la plaza de la Cruz se conservarán los árboles que actualmente existen. 

La acera del instituto y de la propia plaza de la Cruz tendrá una anchura de 7,8 metros pavimentada también como losa y adoquín de granito. El resto de las aceras tendrán una anchura de 3,3 metros. El edículo de acceso y salida peatonal situado en la plaza de la Cruz contará con un aseo autolimpiable para personas con movilidad reducida. 

La necesidad de un aparcamiento subterráneo en esa zona del Segundo Ensanche es una demanda vecinal que durante esta legislatura se ha trasladado al Ayuntamiento de Pamplona. En agosto de 2021, una agrupación de vecinos y vecinas trasladó al Consistorio el interés de llevar a cabo esta infraestructura para aumentar la oferta de plazas de estacionamiento en la zona y paliar los problemas que les surgen al aparcar tanto a residentes como al resto de la ciudadanía.

En mayo de este mismo año comenzaron una serie de catas para comprobar el tamaño y el estado de las raíces de los árboles del entorno de la plaza de la Cruz de cara a tener información detallada para redactar el proyecto del aparcamiento. Durante varias semanas, y de forma sucesiva, se realizaron hasta 8 catas para investigar el itinerario y el estado de las raíces de cuatro cedros y un conjunto de plátanos que sombrean la zona de estancia en torno al pequeño estanque central de la plaza.

Reacciones

El anuncio del alcalde ha tenido la rápida reacción en los grupos municipales. Desde el grupo socialista se han mostrado sorprendidos ya que “se ha presentado sin informar ni explicar nada al resto de los grupos municipales, ni en Comisión ni en la Junta de Movilidad”.

Los socialistas no se posicionan en contra de la iniciativa, ya que es una petición vecinal, pero sí “denuncian que se prometa algo que va a costar 2,5 millones al Ayuntamiento y para lo que no existe partida presupuestaria”. En este sentido, desde el grupo municipal socialista explican que, en estas condiciones, no pueden “asegurar” su apoyo a la propuesta, de la que no
conocen “cómo se va a realizar la reurbanización de la Plaza de la Cruz, si va a ser necesario eliminar árboles o no, ni la forma con el que se va a financiar”.

Por su parte, desde Bildu han sido especialmente críticos: “Sin información, sin debate previo, sin asignación presupuestaria, sin ningún tipo de consenso y basado en mentiras, es una maniobra electoral que sólo trata de ganar votos”.

“Maya ha mentido en dos cuestiones trascendentales: en primer lugar, respecto a la tala de árboles que sí se prevé en el ámbito de la Plaza de la Cruz, y, en segundo lugar, respecto a la participación del Ayuntamiento en un aparcamiento que dicen privado, pero cuyo proyecto se ha pagado con fondos públicos”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así será el nuevo parking subterráneo en pleno centro de Pamplona que plantea el Ayuntamiento