• viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 21:23
 
 

PAMPLONA

Piden la dimisión de Armando Cuenca por "corrupción" y él compara su negocio de hostelería con Cáritas o Cruz Roja

Cuenca, concejal liberado de Aranzadi-Podemos, es socio de una empresa que factura más de 6.000 euros anuales consistorio.

Armando Cuenca, concejal de Aranzadi, comparece en la comisión de Asuntos Ciudadanos (3). IÑIGO ALZUGARAY
El concejal de Aranzadi-Podemos Armando Cuenca accede al salón de plenos en presencia de Gabriel Viedma, edil de UPN. IÑIGO ALZUGARAY

Los grupos de UPN y PSN en el Ayuntamiento de Pamplona han solicitado este lunes al concejal Armando Cuenca (Aranzadi-Podemos) su dimisión tras desvelar este medio que mantiene relaciones económicas con el Ayuntamiento.

En concreto, la empresa de la que sigue siendo socio, el bar-librería Katakrak, facturó durante el último año más de 6.000 euros al consistorio de Pamplona a pesar de que Cuenca es miembro del equipo de gobierno y concejal liberado con un sueldo anual de 48.600 euros

UPN ha calificado el caso como "corrupción", mientras que el PSN le ha dicho al concejal que si tuviera algo de dignidad abandonaría el puesto en el consistorio. Los dos partidos han esgrimido la misma ley de incompatibilidades que impede ser concejal y mantener relaciones económicas con el consistorio. 

El concejal de Aranzadi-Podemos, en su defensa, ha comparado su negocio de bar-librería Katakrak con Cruz Roja, Cáritas o Amnistía Internacional. Cuenca sigue siendo socio al 100% de 1978 Kooperatiba, según refleja su declaración de bienes, dato que no ha negado durante su comparecencia este martes en el Ayuntamiento. La semana pasada el invitado de Katakrak fue Arnaldo Otegi, que fue condenado por pertenencia a ETA

Cuenca ha mantenido que él no ha formado de los trámites administrativos de las compras a su negocio, ha delegado toda la responsabilidad en los bibliotecarios municipales y ha asegurado que todo seguirá cómo hasta ahora. Es decir, el Ayuntamiento de Pamplona con pleno conocimiento de la relación de Armando Cuenca con Katakrak seguirá comprándole libros de manera permanente. 

Cuenca, que no ha podido negar ni un sólo dato de los ofrecidos por este medio, ha tratado de descalificar la información alegando que él y su empresa no tienen "ánimo de lucro". Cuenca ejerció como socio trabajador de la cooperativa antes de entrar al Ayuntamiento y declaró ingresos por valor de 20.747 euros de Katakrak

Armando Cuenca ha comprado de manera reiterada su negocio de hostelería con asociaciones reconocidas internacionalmente como Cruz Roja, Amnistía Internacional o Cáritas y ha dicho que, además, su cooperativa genera "actividad económica, pero sin ánimo de lucro".

El concejal de Aranzadi-Podemos, partido ya habitual de los escándalos municipales por otros expedientes, ha mantenido que, a pesar de seguir siendo socio con todas sus facultades, no ha tomado partido en las decisiones de la cooperativa.

"Aunque ustedes no se lo creen, existe gente que no tenemos ánimo de lucro", ha llegado a decir el concejal de Aranzadi-Podemos, que cobra casi 50.000 euros del dinero de todos los pamploneses. 

CABALLERO (UPN): "NO TIENE VERGÜENZA"

Desde las filas de la oposición, la concejal de UPN María caballero ha sido especialmente incisiva con el edil, al que ha acusado de carecer de "vergüenza o de humildad". Caballero le ha recriminado al concejal que el dinero que va a su cooperativa es un beneficio para él mismo a pesar de ser concejal del equipo de gobierno. "No puede decir que el dinero que el consistorio contrate con su cooperativa ni le va ni le viene". 

Caballero ha sido contundente: "Tiene que irse, no le cabe otra que dimitir. Es usted una vergüenza para este Ayuntamiento". La concejal regionalista ha acusado de corrupción a los ediles de Aranzadi-Podemos por sus constantes irregularidades en los pocos meses que llevan en el consistorio. "Han venido aquí a echarle jeta y a enriquecer a sus amigos". La edil también ha sido muy crítica con Geroa Bai, partido que calla ante todas las irregularidades de sus socios de gobierno y a los que ha acusado de "ser cómplices de todo lo que ocurre para no enturbiar el sillón de Uxue Barkos" en el Gobierno de Navarra. 

Como era de esperar, los ediles de Geroa Bai se han mantenido al margen de lo ocurrido y se han conformado con pedir un informe sobre el tema. La única concejal de Izquierda-Ezkerra, como suele ocurrir cuando hay casos turbios que salpican a sus compañeros de gobierno, ha dado la callada por respuesta sin intervenir. 

ESPORRÍN (PSN): "¿TRABAJA USTED GRATIS?"

También muy contundente ha sido la intervención de Maite Esporrín, portavoz del partido socialista. La concejal ha advertido a Armando Cuenca que las explicaciones ofrecidas no aportaban nada. "¿Trabaja usted gratis? No creo que esté ahí por amor al arte", le ha dicho sobre las excusas de ánimo de lucro de Cuenca con su propia empresa. 

Esporrín ha dejado claro que Cuenca se beneficia de la relación entre Katakrak y Ayuntamiento, ya que gracias a estos ingresos, entre otros, podrá regresar a su puesto cuando termine su relación con el Ayuntamiento. Además, la edil ha señalado que desde el consistorio se organizan jornadas y después les llevan a comer a la misma sociedad de Cuenca. "No puede participar en negocios con el Ayuntamiento porque lo dice la ley y hay sentencias sobre ello, aunque no tenga que votar sobre el tema", le ha advertido Esporrín al concejal. 

La concejal socialista ha señalado que, junto a la legalidad, también está la ética y la estética, "algo que no cumple en absoluto". 

Esporrín ha terminado con una frase contundente para los concejales populistas: "Son una lacra para este Ayuntamiento. Esperemos que se vayan y que pasen personas con mejor comportamiento". 

BILDU Y ARANZADI, A TAPAR LOS HECHOS

Desde el equipo de Gobierno y en concreto desde el área que factura buena parte del dinero al negocio de Armando Cuenca, ha tratado de dar explicaciones Maider Beloki (Bildu), la concejal a la que no se hizo una alcoholemia después de atropellar gravemente a dos ancianos. 

Beloki ha ofrecido una explicación casi infantil, al insistir en que el consistorio ya contrataba con Katakrak cuando UPN estaba en el Gobierno, si tener en cuenta que Armando Cuenca entonces no era concejal ni formaba parte del equipo de gobierno que toma las decisiones municipales, como ocurre ahora.

"No hay caso. Todo es fango y barullo con intención de confundir", ha sentenciado la concejal de Bildu para tapar los pagos con dinero público a la empresa de su compañero. 

Sin muchos argumentos ha intervenido también Alberto Labarga, compañero de Cuenca en Aranzadi-Podemos. Labarga no ha mencionado apenas el caso de Cuenca y se ha dedicado a tratar de recordar situaciones anteriores con UPN y PSN en el gobierno que no tuvieron ninguna resolución judicial contraria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden la dimisión de Armando Cuenca por "corrupción" y él compara su negocio de hostelería con Cáritas o Cruz Roja