PREMIUM  PAMPLONA

Un exsocio de Asirón desenmascara la estrategia de Bildu con la pasarela de Labrit: "Busca la demagogia"

Aranzadi ha criticado que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pamplona haya destinado 100.000 euros a informes: "Con ese dinero ya estaría arreglada".

Pasarela peatonal sobre la Cuesta del Labrit de Pamplona, cerrada debido a sus problemas de construcción y seguridad. IÑIGO ALZUGARAY
Pasarela peatonal sobre la Cuesta del Labrit de Pamplona, cerrada debido a sus problemas de construcción y seguridad. IÑIGO ALZUGARAY  

La insistencia del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu), por derribar la pasarela de Labrit ha sido denunciada por sus propios ex socios de gobierno, la formación municipal de Aranzadi.

El partido municipal ha desenmascarado la intención del primer edil de Bildu con su interés por desmontar la infraestructura antes del final de legislatura y de las próximas campañas electorales.

"Este tema se ha politizado en exceso", ha asegurado en unas declaraciones realizadas en Cadena SER Pamplona el concejal de Aranzadi Manuel Millera, que fue responsable del área de Participación Ciudadana hasta que Asirón expulsó a su formación del equipo de gobierno.

Millera ha explicado que si se consuma la demolición, "Bildu podrá hacer demagogia diciendo que UPN ha despilfarrado los 330.000 euros del coste" de la pasarela, mientras que si se arregla "la fuerza del ataque político es mucho menor".

Aranzadi ha insistido que el equipo de gobierno de Joseba Asirón emplea siempre la muletilla de "la pasarela de UPN", cuando ha defendido que es "la pasarela de un equipo técnico de los arquitectos e ingenieros que la proyectaron y que si ahora se desmonta cargarán el resto de sus vidas con el sanbenito de ser los inútiles que la diseñaron".

El edil de Aranzadi ha sostenido que nadie del Ayuntamiento ha contactado los arquitectos: "Han dicho en público y en privado que la pasarela tiene arreglo".

Según ha explicado Manuel Millera, los elementos que se han desprendido son "elementos secundarios, como un falso techo, pero no elementos estructurales" y que lo que sustenta la estabilidad son las vigas de las barandillas.

"Las viguetas de debajo, más estropeadas, sirven para atar el conjunto y sustentar el suelo, luego bastaría con reparar estas viguetas atacadas por la corrosión para solventar el problema", ha incidido el concejal.

Aranzadi ha insistido que el gobierno municipal debe busca una solución que aporte seguridad, pero debe hacerlo con el menor gasto posible. "Con el dinero de la ciudadanía no se debería jugar", ha espetado.

Millera ha criticado que el equipo de Joseba Asirón ha gastado casi 100.000 euros en dos informes que han concluido que se debería derribar la pasarela. "Más que posiblemente con este dinero ya estaría reparada hoy en día", ha afeado el concejal de Aranzadi como crítica al alcalde.

"Apañados estaríamos si cada vez que un puente o un edificio se estropease hubiese que tirarlo", ha concluido el concejal y exsocio de gobierno de Joseba Asirón.

UPN CRITICA LAS "INCOGRUENCIAS" DE BILDU

Por su parte, el grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha criticado este viernes las “incongruencias” existentes entre las palabras del responsable de Urbanismo, Joxe Abaurrea, que el jueves reculó respecto al anuncio inicial de derribo en marzo limitando las acciones a las planchas inferiores, y el alcalde Asirón, que este viernes ha afirmado que se retirará la segunda quincena de marzo.

Abaurrea afirmó que “de momento sólo se van a retirar los elementos decorativos de la pasarela de Labrit”, unos elementos que UPN ha subrayado que “no han tenido ningún mantenimiento durante los últimos tres años”.

Para los regionalistas, “queda de manifiesto el desbarajuste que tiene el equipo de Asirón en relación a este expediente, en el que no hay ni un solo informe técnico municipal, pero sí muchas ganas de usar el asunto como arma arrojadiza”. Además, han remarcado que “ni uno solo de los informes encargados al efecto exigen la retirada de la pasarela de manera urgente”.

Desde UPN han señalado que “estamos ante una estrategia electoral de Bildu, que, en su desesperación ante la cita de mayo, demuestra que no le importa que Pamplona pueda perder una obra premiada en múltiples ocasiones, que contribuye a la movilidad peatonal en la ciudad y que además se sitúa en un entorno BIC (bien de interés cultural), si con ello pueden rascar algunos votos”.

Los regionalistas consideran “lamentable que ante los argumentos técnicos aportados por UPN para garantizar la seguridad y realizar las necesarias pruebas de carga a la pasarela con el fin de confirmar el estado real de su estructura, Asirón chapotea en una burda maniobra electoralista e irresponsable”.

En este sentido, han denunciado que “el derribo responde a una obcecación más de Bildu, con la que ni siquiera están de acuerdo sus ex socios de gobierno”.

Por último, los regionalistas han anunciado que en el caso de que se tomen estas decisiones sin contar con el aval de los técnicos municipales y sin que exista un informe jurídico, exigido por todos los grupos municipales, que analice las consecuencias legales de su demolición “exigiremos responsabilidades por la lesividad que puedan causar al Ayuntamiento de Pamplona”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un exsocio de Asirón desenmascara la estrategia de Bildu con la pasarela de Labrit: "Busca la demagogia"