• domingo, 25 de septiembre de 2022
  • Actualizado 19:44
 
 

PAMPLONA

Un partido político se opone tajantemente a la instalación de Ikea en Pamplona: "Es un despropósito"

Advierten del impacto negativo para el sector del pequeño comercio local de muebles y decoraciones de interior.

Posible futuro emplazamiento de IKEA en Pamplona. MIGUEL OSÉS 4
Posible futuro emplazamiento de IKEA en Pamplona. MIGUEL OSÉS

El partido político Aranzadi considera un "despropósito" que "desde el Gobierno de Navarra se ponga alfombra roja a la multinacional Ikea, con la venta de 32.000 metros cuadrados de suelo público propiedad de la empresa pública Nasuvinsa, a cambio de solamente 9,9 millones de euros".

En un comunicado, Aranzadi ha señalado que "el acuerdo programático para el Gobierno de Navarra compromete al Ejecutivo a no desarrollar más PSIS y a no abrir nuevas superficies comerciales". "Con la puesta en marcha de este macroproyecto de tiempos de UPN estarían incumpliendo el pacto de gobierno y mintiendo a la ciudadanía", ha añadido.

A su juicio, "una vez más, Geroa Bai estaría priorizando políticas que benefician sólo a unos pocos, en lugar de apostar por el comercio local". Así, ha instado al Ejecutivo foral a destinar esos 7 millones "de subvención encubierta para hacer posible que Ikea se instale en Pamplona" a impulsar el comercio de cercanía de la Comunidad. "La economía local teje ciudad y permite que la riqueza que se produce aquí se quede aquí, mejorando la vida de sus vecinas y vecinos", ha añadido.

Aranzadi ha subrayado que "Geroa Bai no está teniendo en cuenta el impacto negativo para el sector del pequeño comercio local de muebles y decoraciones de interior" y "Geroa Bai tampoco se ha detenido a analizar el tipo de empleo de mala calidad que Ikea suele generar, puesto que ha sido denunciada en múltiples ocasiones y condenada por vulneración de los derechos laborales (País Vasco, Valencia, Palma...)".

La candidatura ha señalado que "en las fábricas que tiene Ikea en países como India, Bangladesh y Vietnam trabajan mujeres entre 80/90 horas a la semana, por un salario que no les permite vivir con dignidad". "Cobran al mes respectivamente 37, 11 y 43 euros, el mínimo legal en países donde no hay sindicatos por el miedo a perder el empleo", ha expuesto.

Aranzadi ha indicado, además, que "vuelve a mostrar su postura en contra de los PSIS como mecanismo que roba las competencias municipales y anula a la participación directa de la ciudadanía, base para una democracia de calidad". La candidatura ha apostado por un "nuevo modelo para impulsar el comercio local y de kilómetro cero, la economía solidaria, la movilidad sostenible, entre otros".

Por ello, Aranzadi ha exigido a al alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu) "valentía" para "defender lo mejor para Pamplona, en lugar de priorizar los acuerdos partidistas que les están llevando a implementar las políticas neoliberales y conservadoras de Geroa Bai".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un partido político se opone tajantemente a la instalación de Ikea en Pamplona: "Es un despropósito"