• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 00:55

 

 
 

PAMPLONA

Más de 150 personas mayores y con problemas de vivienda residen en los apartamentos municipales

La comisión de Asuntos Ciudadanos, con presencia del alcalde, ha visitado varios de los apartamentos situados en el barrio de la Rochapea.

Uno de los apartamentos municipales en el barrio de la Rochapea. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Uno de los apartamentos municipales en el barrio de la Rochapea. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona tiene actualmente puestos a disposición de 151 personas mayores de 65 años apartamentos municipales, un recurso destinado a quienes no tienen vivienda o que presentan graves dificultades para seguir viviendo en su domicilio habitual, pero que tienen una buena capacidad para valerse por sí mismos.

Este recurso, que se ofrece en la capital desde hace 35 años, prevé ahora incorporar figuras de trabajo, que puedan realizar labores de acompañamiento y supervisión. Para comprobar in situ cómo se gestiona, los miembros de la comisión de Asuntos Ciudadanos del Consistorio, con presencia del alcalde Enrique Maya, han visitado varios de estos apartamentos, ubicados en el barrio de la Rochapea.

Los apartamentos municipales para personas mayores se conciben como un servicio residencial ligero de alojamiento sin barreras arquitectónicas. Pueden utilizarse de manera individual o en pareja y disponen de unos servicios mínimos comunes que son de uso voluntario. Con este recurso municipal se persigue favorecer que las personas se mantengan en un entorno lo más parecido a su vivienda habitual y garantizar una mejora en su calidad de vida al dotarles de una vivienda con el equipamiento básico y adecuado a sus necesidades. Además, se pretende ayudarles a que continúen manteniendo una vida autónoma favoreciendo el desarrollo de actividades en un entorno social, a la vez que se previene el aislamiento y el deterioro que la precariedad en la vivienda origina a las personas.

Actualmente ocupan los apartamentos un total de 151 personas, de las que 127 viven solas y otras 24 en pareja. Del número total, 55 son hombres y 96, mujeres. El promedio de edad de las personas residentes es de 77,65 años, y la media de años que residen en estos apartamentos es de casi ocho. 28 de los usuarios actuales de este recurso municipal reciben apoyo del Servicio de Atención Domiciliaria del Ayuntamiento de Pamplona. De ellos, 13 reciben atención directa, 7 alimentación y otras 8 personas reciben los dos servicios.

NUEVA FIGURA DE ACOMPAÑAMIENTO

Para completar los servicios prestados, el Ayuntamiento tiene previsto incorporar a los apartamentos tutelados una figura de trabajo familiar que desarrolle funciones de supervisión y acompañamiento. Así, las personas que los habitan podrían contar con un apoyo diario tras situaciones de alta hospitalaria o convalecencia que requieran seguimiento o, en otro tipo de situaciones, podrían recurrir a una figura que les aporte un apoyo psicosocial. También facilitaría la detección de situaciones familiares que pudieran afectar de manera negativa a la persona residente, de cara a intentar arbitrar soluciones de mediación, o de otras situaciones de conflicto entre inquilinos, ante las cuales se podría recabar información para organizar, mediar o tomar las medidas que se establezcan oportunas.

Esta figura de trabajo familiar también se plantea como persona referente para los residentes del bloque de viviendas en la realización de pequeñas gestiones que tengan que ver con el funcionamiento interno del apartamento. Además, serviría como figura para centralizar la recogida de avisos en los momentos en los que los residentes no se encuentren temporalmente en los domicilios, y de instrumento de control para la detección de irregularidades respecto a lo recogido en la ordenanza reguladora del recurso.

ACCESO REGULADO A TRAVÉS DE LOS SERVICIOS SOCIALES MUNICIPALES 

Para acceder a un apartamento municipal debe realizarse una solicitud de acceso en la unidad de barrio que le corresponda al interesado. Este recurso del Ayuntamiento de Pamplona está destinado tanto a personas individuales como a unidades familiares (parejas, hermanos u otros familiares que formen una unidad convivencial). La documentación presentada es valorada por personal técnico del Área de Servicios Sociales, teniendo en cuenta los criterios establecidos en la normativa que rige los apartamentos municipales. Se valoran el tiempo de empadronamiento en Pamplona, el contexto socio-familiar y de convivencia, la situación económica, el estado de la vivienda y la edad. Con los puntos obtenidos se otorga un puesto en la lista de espera de acceso, que actualmente integran 118 personas. Cuando un apartamento queda libre se inicia el proceso de adjudicación, que es individual y se mantiene mientras la persona sea autónoma para la realización de las diferentes actividades de la vida diaria.

El Ayuntamiento se hace cargo de los gastos de luz, agua y calefacción, así como del mantenimiento, limpieza de zonas comunes, o la comunidad. Cada usuario paga una tasa que se calcula en función de su capacidad económica. Estas tasas se recogen en la Ordenanza nº 3 del Ayuntamiento de Pamplona y oscilan entre los 43,50 y los 345 euros por apartamento individual, llegando hasta los 375 euros en el caso de apartamentos individuales ocupados por dos personas. Los apartamentos dobles tienen un coste de entre 43,50 y 450 euros al mes. La tasa media de pago por apartamento en 2021 es de 146,39 euros al mes, siendo la pensión media de los residentes de 766,56 euros mensuales.

UN RECURSO MUNICIPAL HABITACIONAL CON 35 AÑOS DE RECORRIDO

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha el primer grupo de apartamentos para personas mayores en 1986, en el barrio de San Juan. Se trata del grupo denominado ‘Txoko-Berri’, que cuenta con 36 viviendas. Ya en 2001, y teniendo en cuenta la necesidad de este recurso habitacional, se creó un nuevo edificio de apartamentos en el barrio de Rochapea con 32 viviendas. La oferta se amplió en noviembre de 2005 con la inauguración de una nueva ubicación en Iturrama, que aportaba 42 nuevos apartamentos. Tras años después, en 2008, se sumaron 9 más en el Casco Antiguo. Por último, en 2021 se puso en marcha un edificio en el barrio de la Milagrosa, que aporta 25 viviendas más.

Todos los apartamentos se han ido ubicando en zonas que tienen servicios accesibles como el transporte público, los centros de salud, los comercios o las zonas de esparcimiento para facilitar las relaciones sociales y mantener el desarrollo de las diferentes actividades cotidianas de una manera autónoma. En total, el Ayuntamiento cuenta a día de hoy con 144 apartamentos destinados a este servicio, de los cuales cuatro se encuentran sin ocupar, pendientes de adjudicación; otros tantos se encuentran en proceso de rehabilitación; y 21 están siendo objeto de alguna mejora en su interior. Uno más se encuentra reservado para supuestos urgentes con los que tenga que trabajar el área de Servicios Sociales municipal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de 150 personas mayores y con problemas de vivienda residen en los apartamentos municipales