OSASUNA

Entre el pucherazo y la legalidad: en las elecciones de Osasuna solo hay un vencedor, Fran Canal

El director general del club fue objeto de debate y de dura crítica por parte de los aspirantes Álvarez y Lafón.

Fran Canal fue presentado en diciembre de 2016. IÑIGO ALZUGARAY
Fran Canal fue presentado en diciembre de 2016. IÑIGO ALZUGARAY  

En las elecciones a la presidencia y junta directiva de Osasuna de 2017 hay "pocas certezas y muchas preguntas", una frase muy acertada que no es nuestra, sino de nuestro compañero Juan Yeregui de Rne en Navarra al que esperamos ver muy pronto trabajando de nuevo.

Viene bien al caso en cuestión. La primera certeza es que Luis Sabalza es el único candidato según la junta electoral y ha sido proclamado legalmente como presidente del club. Tiene toda la legitimidad, pero no la de haber sido elegido en unas elecciones con el voto de los socios. Es igual, pero no es lo mismo.

La realidad, segunda certeza, es que la "jugada" le ha salido redonda. En marzo del año pasado adelantaron las elecciones, en lugar de dimitir, en el momento en el que las críticas arreciaban con más fuerza por la desastrosa temporada deportiva del equipo que terminó descendiendo a segunda división.

Desde marzo han ganado tiempo, seis meses, han remodelado la junta directiva, han fichado a una plantilla casi nueva (17 bajas de jugadores, más los técnicos) y este nuevo equipo está en los puestos de cabeza de la tabla con el objetivo claro del ascenso a Primera. Y además, no les ha hecho falta ni ganar unas elecciones para seguir al frente del club.

Llega el momento de las preguntas. No sabemos si esto es fruto de la casualidad o si era un plan más o menos concebido o preparado por alguien. ¿Fran Canal tiene algo que ver en esto?. El criticado director general de Osasuna por los aspirantes Álvarez y Lafón. ¿Hay alguna mano negra dentro del club?. De lo que no hay duda, tercera certeza, es que Canal es el verdadero ganador de las elecciones, ya que seguirá trabajando en Osasuna.

Pero aquí hay para todos. Los aspirantes a la presidencia han dejado mucho que desear con sus declaraciones. Vïctor Álvarez quedó en evidencia cuando dijo que "Osasuna está gestionado por gallegos y el alma osasunista la tiene la gente de aquí", en clara alusión al orígen de Diego Martínez y Braulio Vázquez.

Fue una frase totalmente desafortunada. Precisamente, cuando el famoso preaval de su candidatura lo ponía un mexicano Carlos Aragón, y presentó a un uruguayo Walter Pandiani como gancho ante los socios.

El otro aspirante, Juan Ramón Lafón quedó marcado cuando la junta electoral manifestó en un comunicado oficial que había recibido de él presiones y amenazas en forma de acciones judiciales. Posteriormente, Lafón matizó que no hubo presiones ni amenazas, sino que siempre había hablado "en términos de entendimiento y cordialidad", pero el asunto quedó muy feo a los ojos de aficionados y socios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Entre el pucherazo y la legalidad: en las elecciones de Osasuna solo hay un vencedor, Fran Canal