OSASUNA

Descontento en los veteranos por los actos del 50 aniversario de El Sadar: nos les invitan ni a comer

Entre otras cosas, desaprueban que el saque de honor lo hiciera Javier Ederra, “que ni siquiera pertenece a la asociación que colabora con el club día a día".

Los veteranos de Osasuna en una imagen reciente junto al presidente de Osasuna, Luis Sabalza.
Los veteranos de Osasuna en una imagen reciente junto al presidente de Osasuna, Luis Sabalza.

Los actos del 50 aniversario de El Sadar no han sentado bien en la Asociación de Veteranos del C.A. Osasuna. Son varios los motivos que han sembrado el descontento en su seno, sobre todo porque desde el club no les ha llegado a los componentes de la plantilla de hace medio siglo  el calor y correspondencia que esperaban en una fecha tan significativa para ellos.

Tres son los detalles en los que centran sus críticas: que el saque inicial lo realizara un jugador que no pertenece a la Asociación, que ni siquiera contemplaran para ellos una localidad donde seguir el partido, y que el club ni siquiera les invitara a comer a los componentes de aquella plantilla.

Minutos antes del partido se vio en el exterior del campo a alguno de los componentes de aquel equipo que inauguró hace medio siglo en el campo rojillo, caso del presidente  de la asociación, Lucrecio Luquin, quien al cabo del año realiza, por ejemplo, setenta visitas guiadas al estadio osasunista. En principio querían exteriorizar así su enfado, sin entrar al estadio para no participar en lo que pensaban que iba a ser “un paseíllo” sobre el césped en los prolegómenos del partido, algo que finalmente no llegó a producirse.

Por otra parte, a mitad de semana llamaron al club para interesarse por si tenían alguna localidad reservada para los componentes de la legendaria plantilla, y desde el club escucharon la respuesta de que “no estaba contemplado” y que acudieran a la esquina del estadio reservada para veteranos.​​

Marcos, componente de la plantilla de hace 50 años, llevó a la comida de veteranos la fotocopia de sus firmas en el restaurante donde comieron con motivo de un amistoso con la Real.

Tampoco les hicieron caso a la hora de planificar una comida. Se reunieron para comer catorce jugadores de aquella época en el Txoko de El Sadar, con la idea de pagársela ellos mismos. Sin embargo, dado el descontento existente por la elección por parte de una comisión del club para que Ederra realizara el saque de honor, se hizo la propuesta de llamar al presidente para saber si el club pagaría aquella comida. “Ya veremos si podemos pagar la mitad”, cuentan que fue la respuesta del responsable del club, ante la cual dieron orden al restaurante de que pasaran la cuenta al club, “y esperar acontecimientos”.

“¿Qué habría pasado si los catalanes que pensaban venir lo habrían hecho? Ni siquiera una invitación a comer y a ver el partido…”, comentaban ayer fuentes del equipo de hace 50 años. El descontento del máximo sanedrín rojillo con los gerentes del club no puede resultar más patente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Descontento en los veteranos por los actos del 50 aniversario de El Sadar: nos les invitan ni a comer