OSASUNA

Martín asegura que no ha visto ni un solo partido de Osasuna desde su destitución y la llegada de Joaquín Caparrós

El técnico navarro mantiene que no se cree algunas de las cosas sobre su salida del club: "Tengo derecho a no creerme ciertas cosas que escucho"

Enrique Martín Monreal exentrenador de Osasuna. IÑIGO ALZUGARAY
Enrique Martín Monreal exentrenador de Osasuna. IÑIGO ALZUGARAY

Enrique Martín, exentrenador de Osasuna, ha afirmado hoy que "hay cosas" que no se cree en relación con su destitución, en respuesta a las palabras del presidente 'rojillo', Luis Sabalza, que ponía en duda que el técnico estuviera a punto de salirse de la carretera cuando se lo comunicaron por teléfono.

Al preguntarle por ello y recordarle que Sabalza dijo recientemente que tenía sus "dudas" y creía que fue un "poco periodístico", Martín ha declarado: "Yo hay cosas que sigo sin creérmelas, pero cada uno es libre de creer lo que quiera".

Al término de participar en un acto solidario del Comedor Social París 365, Martín ha señalado: "Si hay gente que no se cree lo que uno cuenta, yo tampoco me creo lo que se cuenta. Tengo derecho a no creerme ciertas cosas que escucho".

Martín, que no ha querido especificar a qué se refiere en concreto, ha indicado de todos modos que aunque no llegó a hablar con Sabalza desde su destitución mantiene una relación "normal" y "tampoco hay que sacar las cosas de contexto".

El técnico navarro, destituido el 7 de noviembre, ha comentado que no ha visto "ni un solo" partido de Osasuna desde entonces, con Joaquín Caparrós como nuevo entrenador 'rojillo', y por ello no puede opinar sobre el equipo en este trayecto.

"Acabó una historia y empieza otra. Como siempre deseo lo mejor para mi equipo. Tampoco puedo hablar mucho porque lo pasado, pasado está", ha dicho.

"Cada uno lo lleva en su conciencia y mi conciencia está muy tranquila. He hecho todo lo que he podido y estoy muy orgulloso de lo que he hecho", ha manifestado Martín, quien ha asegurado que no tiene "ninguna rabia" por su destitución, sino un "convencimiento total" de que "podía haber levantado la situación".

"Nunca se sabrá qué pudo pasar, aunque venga un entrenador que lo haga mejor o peor. Lo más importante es que me quedo con todo el trayecto y me siento muy orgulloso del cariño que me tiene la gente, y eso no tiene precio", ha finalizado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Martín asegura que no ha visto ni un solo partido de Osasuna desde su destitución y la llegada de Joaquín Caparrós