OSASUNA

Íñigo Pérez, presentado en Osasuna: "Había otras ofertas pero ni yo ni mi familia las valoramos"

El navarro ha destacado que los objetivos "no pueden ser a largo plazo, menos en el fútbol y menos en Segunda División".

El centrocampista navarro Íñigo Pérez, procedente del Numancia, ha afirmado este jueves, durante su presentación como jugador de Osasuna, que llega al equipo de Pamplona "con una ilusión desbordante, mayúscula".

En conferencia de prensa, Pérez ha mostrado su alegría por volver a su tierra: "A mí, desde el primer momento que se me plantea que existe este interés, tengo más o menos claro que, si salgo de Soria, este es el único equipo al que quiero ir. Había otras ofertas pero ni yo ni mi familia las valoramos".

"Me muevo mucho por las emociones y los sentimientos, soy una persona bastante emocional y, si llegaba aquí, era dirigido por ese tipo de sentimientos", ha declarado el jugador, que ha reconocido que su "única obsesión" era salir bien de Soria. 

"El Numancia ha sido muy importante en mi vida personal y futbolística. Empieza una nueva etapa y vengo con una ilusión desbordante, mayúscula", ha destacado

Tras comentar que la pasada temporada fue "difícil" para todos los osasunistas, el centrocampista ha asegurado que va a intentar "aportar ese granito de arena fundamentado en la ilusión por que sea una temporada en la que el equipo y la afición puedan volver a conectar. Estoy deseoso de jugar en El Sadar y vivir ese apoyo desde la otra parte, que cuando vienes de rival te da cierta envidia sana, y más siendo de la tierra".

Pérez ha señalado que el "ADN osasunista" se crea en los niños de Navarra que comienzan a jugar al fútbol, pero él no tuvo esa oportunidad, aunque ahora, con 30 años, "tengo la misma ilusión de los niños de 15 años que están en el campus".

El centrocampista ha agradecido la oportunidad de jugar en su tierra: "Es quizá lo que más me está sorprendiendo para bien, venir a Tajonar a entrenar sabiendo de la calidad de la plantilla, de la calidad de las instalaciones, del cuerpo humano que hay aquí, poder ir luego a casa y estar con mis padres, ir a la piscina de la que soy socio y nunca puedo ir, hacer una barbacoa con mis amigos, todos esos detalles que me he perdido y que aquí tengo y estoy todo el día con una sonrisa en la boca".

Pérez, que coincidió con Jagoba Arrasate en el Numancia, ha elogiado al técnico rojillo: "En los tres años de Soria ha quedado muy patente su estilo y su forma de ver el fútbol y en estos partidos se van viendo pinceladas.Yo que lo conozco empiezo a ver en los compañeros rasgos que él busca y en los entrenamientos se acentúa eso. En breve se empezará a ver el equipo que le gusta y que creo que a todos os gustará".

Respecto a los objetivos del equipo, ha aseverado que "no pueden ser a largo plazo, menos en el fútbol y menos en Segunda División. La creación de expectativas muy grandes no es buena". 

Por ello, ha considerado que los objetivos "tienen que ser diarios, entrenamiento a entrenamiento, y luego encarar cada partido con los cinco sentidos y no mirar más allá. Es una carrera de maratón, agachar la cabeza y centrarte en ir paso a paso, y cuando queden siete jornadas o ocho, levantarla y ver dónde estamos". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Íñigo Pérez, presentado en Osasuna: "Había otras ofertas pero ni yo ni mi familia las valoramos"