• domingo, 13 de junio de 2021
  • Actualizado 18:45

 

 
 

OSASUNA

Osasuna busca la cuarta victoria consecutiva en un partido con morbo y polémica ante el Nastic

El equipo de Diego Martínez recibirá este jueves (19 horas) al conjunto catalán tras el aplazamiento por la nieve del 1 de diciembre.

Los jugadores de Osasuna reunidos bajo la nieve en El Sadar. La Liga.
Los jugadores de Osasuna reunidos bajo la nieve en El Sadar. La Liga.

Osasuna y Nàstic se ponen este jueves al día en LaLiga 1/2/3 al jugar en El Sadar el partido aplazado el pasado 1 de diciembre por la nieve, con polémica entre ambos clubes, un reencuentro en el que el equipo rojillo tratará de lograr su cuarta victoria consecutiva para ascender a la tercera posición y el cuadro catalán también al alza.

El encuentro, de la decimoséptima jornada, se jugará una vez comenzada la segunda vuelta de la competición, después de que tanto el Comité de Competición y el de Apelación desestimaran la petición de Osasuna de darle el partido por ganado por supuesta "incomparecencia" del Nàstic al día siguiente de la suspensión.

Osasuna, que quiso jugar el partido el 1 de diciembre al entender que se podía con la nieve existente en El Sadar, propuso jugar en 24 horas acogiéndose a una nueva circular federativa para esta temporada que recoge que el equipo visitante "procurará" permanecer en la ciudad, pero el Nàstic se "negó" a ello, según recogió el árbitro en el acta, y regresó esa noche a Tarragona.

El club navarro pidió los tres puntos en juego por "incomparecencia" de Nàstic dentro de las 24 horas siguientes a la suspensión, pero fueron desestimados sus recursos, sin agotar la vía del TAD, aunque el Nàstic, que entonces tenía varias bajas en la plantilla, fue multado con 602 euros por infracción del código disciplinario.

La situación actual es muy diferente respecto al pasado 1 de diciembre, ya que ambos equipos se han reforzado en el mercado invernal y en el caso de Osasuna se encuentra en una mejor trayectoria de resultados, con aspiraciones de escalar cuatro puestos en la clasificación.

Osasuna, que suma tres victorias consecutivas y puede situarse a 4 y 5 puntos de los dos primeros puestos de ascenso directo, dispone de toda la plantilla para el partido, incluido el último refuerzo: Borja Lasso, quien no pudo jugar el pasado domingo en Sevilla al venir cedido por el club andaluz, aunque apunta a suplente.

El entrenador rojillo, Diego Martínez, recupera además a Fran Mérida tras cumplir un partido de sanción y el medio centro catalán se perfila como una de las dos novedades para mañana, en sustitución del argentino Joaquín Arzura, mientras que el navarro Roberto Torres entrará probablemente por el catalán Sebas Coris.

El Gimnàstic de Tarragona encara la tercera salida de forma consecutiva con una gran autoestima tras cosechar cuatro puntos de los últimos seis en juego. Las incorporaciones del mercado de invierno han dado aire fresco a un equipo que se ha puesto las pilas para gustar a un técnico, Antonio Rodríguez 'Rodri', que tiene muchos efectivos donde escoger.

La vuelta de Otar Kakabadze y de Abraham Minero en los laterales, será la principal novedad de un equipo que ha encontrado la mejor versión de Tete Morente en el extremo izquierdo, capaz de desequilibrar en el uno contra uno. Con las bajas seguras de Sergio Tejera, Mohammed Djetei, César Arzo y Stephane Emaná, Rodri podrá contar con la participación de Omar Perdomo y Jean Luc una vez se han recuperado de sus respectivas lesiones.

Alineaciones probables:

CA Osasuna: Sergio Herrera; Lillo, Unai García, Oier, Clerc; Kike Barja, Lucas Torró, Fran Mérida, Roberto Torres; David Rodríguez y Xisco.

Nàstic: Dimitirevski; Kakabadze, Molina, Suzuki, Abraham Minero; Gaztañaga, Matilla, Tete Morente, Muñiz; Maikel Mesa y Barreiro

Árbitro: Milla Alvendiz (Comité Andaluz).

Estadio: El Sadar.

Hora: 19.00


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna busca la cuarta victoria consecutiva en un partido con morbo y polémica ante el Nastic