OSASUNA

Los nuevos valores de Osasuna: el Promesas celebra su ascenso con ikurriñas y banderas no oficiales de Navarra

Osasuna sigue con sus cesiones permanentes a la izquierda abertzale radical y consiente la exhibición de banderas ajenas a la realidad institucional de Navarra. 

Los jugadores de Osasuna Promesas celebran el ascenso a 2ª B entre ikurriñas y banderas de Navarra no oficiales, habituales de la izquierda abertzale. MIGUEL OSÉS
Los jugadores de Osasuna Promesas celebran el ascenso a 2ª B entre ikurriñas y banderas de Navarra no oficiales, habituales de la izquierda abertzale. MIGUEL OSÉS

Los valores de Osasuna y su respeto a la Comunidad foral se han ido por el desagüe en los últimos años, especialmente con las cesiones de la actual directiva a los sectores abertzales y radicales dentro y fuera del club.

La indignación ha llegado a muchos aficionados este domingo, cuando el equipo filial del Osasuna ha celebrado su ascenso en Tajonar con todo tipo de banderas, pero ninguna de ellas la oficial de Navarra. Y mucho menos la del propio club. 

Los jugadores de Santi Castillejo han remontado el partido ante el Cádiz con un contundente 3-1, que sumado al magnífico triunfo (0-1) del fin de semana pasado ha ratificado el ascenso a 2ºB, después de conseguir el liderato del grupo navarro de tercera. 

Sin embargo, la decepción ha llegado en el momento de las celebraciones, cuando los 'valores' de Osasuna y su respeto por toda Navarra se han tirado por tierra. Varios jugadores han aireado una gran ikurriña, la bandera del País Vasco, así como las banderas de Navarra no oficiales, habituales de la izquierda abertzale radical que no reconocen la realidad institucional de Navarra. 

Se trata de gestos eminentemente políticos consentidos por el club, que hace de palanca así con el nacionalismo vasco para contentar al sector ultra de la afición.

No es la primera cesión de Osasuna a la izquierda abertzale esta temporada. Este mismo año se metió en los nuevos estatutos del club la obligatoriedad de aprender euskera para el personal y jugadores de los equipos, con un acuerdo firmado por AEK con la excusa de la "normalización lingüistica". 

El club aceptó que, en sus nuevas contrataciones, se primará a las personas que sepan euskera, excluyendo así al 90% de los ciudadanos de Navarra, en plena sintonía con los sectores más radicales del nacionalismo vasco. 

AEK, con los que Osasuna hace tan buenas migas, es la misma 'coordinadora' que avala la exhibición de fotografías de asesinos de ETA en la Korrika, la carrera en favor de los presos terroristas con la excusa del euskera. 

Durante la presente temporada, cada vez que hay un gol en El Sadar en los marcadores electrónicos sólo se anuncia en euskera.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los nuevos valores de Osasuna: el Promesas celebra su ascenso con ikurriñas y banderas no oficiales de Navarra