PREMIUM  OSASUNA

Nubes y claros: las dos caras de Osasuna en la recién finalizada primera vuelta del campeonato de liga

El equipo dirigido por Jagoba Arrasate es el mejor equipo como local y el decimotercero como visitante en 21 jornadas.

Partido de la Liga 123 entre Osasuna y Cadiz disputado en El Sadar. IÑIGO ALZUGARAY
Partido de la Liga 123 entre Osasuna y Cadiz disputado en El Sadar. IÑIGO ALZUGARAY  

Osasuna ha terminado la primera vuelta de la temporada dentro del play off de ascenso, en la sexta posición de la tabla, con 35 puntos. Una posición donde se cumple el objetivo mínimo del equipo rojillo, que no es otro que luchar por el ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

Todo ello pese a la doctrina oficial que defiende el director deportivo recientemente renovado, Braulio Vázquez, desde la pretemporada. Con el ánimo, suponemos, de quitar presión al equipo, asegura que "Osasuna no es un equipo aspirante esta temporada al ascenso". Su frase es muy desafortunada, ya que los rojillos por supuesto optan a los puestos de ascenso junto con otros diez equipos como es obligado por su historial, número de socios, estadio, afición, etc...

La primera vuelta de los rojillos ha sido de menos a más. Los primeros cinco partidos fueron lamentables con tres derrotas a domicilio sin competir ofreciendo una imagen deplorable en Mallorca (1-0), Granada (2-0) y Tarragona (1-0), con una semana "negra" donde los de Arrasate fueron eliminados de la Copa del Rey en una ronda a partido único ante el Reus Deportivo (1-2) en El Sadar y fueron derrotados por el Nástic en liga.

Posteriormente, el equipo se rehizo, empezó a competir fuera de casa y sobre todo en El Sadar se ha convertido en el dueño de los partidos con solvencia. De los empates iniciales ante Elche y Numancia en Pamplona, se ha pasado a ganar nada menos que seis partidos consecutivos.

Las victorias en casa ante Córdoba (3-1), Málaga (2-1), Tenerife (2-0), Lugo (1-0), Alcorcón (2-1) y Cádiz (2-1), y remontadas con cierta fortuna en los últimos minutos ante el Málaga, Alcorcón y Cádiz, o goles en el último minuto como ante el Lugo han colocado a los rojillos fuera de la zona de peligro.

A ello hay que unir el estilo de juego vertical y presionante que ha impuesto Jagoba Arrasate en Pamplona, muy del agrado de la afición y de los jugadores, y totalmente diferente al aburrimiento de la temporada anterior con el señor Martínez en el banquillo.

Además, el equipo ha conseguido ganar dos partidos a domicilio ante el Extremadura (2-3) y Reus (0-1), que colocan a Osasuna en la zona de privilegio con el "borrón" de la última jornada con derrota en Las Palmas (4-1). Pese a los dos triunfos fuera, los navarros son decimoterceros cono visitantes.

Como datos que pueden ser interesantes, Osasuna suma a estas alturas de liga tres puntos más (35) que la temporada anterior, donde era octavo al final de la primera vuelta. El Rayo Vallecano y el Huesca ascendieron con 76 y 75 puntos, y la promoción se quedó en 71 puntos para Zaragoza y Sporting, 67 puntos el Valladolid y 65 el Numancia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nubes y claros: las dos caras de Osasuna en la recién finalizada primera vuelta del campeonato de liga