• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 17:21

 

 
 

OSASUNA

La nieve amenaza el Osasuna-Valladolid: el Sadar vive una batalla de limpieza contra el manto blanco

El equipo de mantenimiento ha puesto lonas en la zona más problemática del césped del estadio rojillo, en la banda más cercana a los banquillos, para facilitar las labores de retirada de la nieve.

El estadio del Sadar nevado
El estadio El Sadar nevado

Poco antes de mediodía ha comenzado a nevar en Pamplona, lo que podría hacer peligrar el partido de esta tarde entre Osasuna y el Valladolid, y de inmediato operarios de mantenimiento del club navarro han empezado a trabajar para tratar de que se pueda disputar el encuentro en El Sadar (16.00 horas).

Las predicciones meteorológicas no han fallado y hacia las once de la mañana ha empezado a nevar en la capital navarra, aunque con poca intensidad, si bien se espera que nieve con más fuerza durante las próximas horas, ya que Pamplona está en alerta roja.

El equipo de mantenimiento de Osasuna ha puesto lonas en la zona más problemática del césped del estadio rojillo, en la banda más cercana a los banquillos, para facilitar las labores de retirada de la nieve, aunque las previsiones apuntan a nevadas más intensas.

La nieve ya suspendió el pasado 1 de diciembre el partido que debía disputarse en Pamplona entre Osasuna y el Nàstic, que está programado para el jueves 18 de enero.

UN ESTADO MUCHO PEOR

De hecho, desde el departamento de prensa de Osasuna ya se ha informado que que el campo "manifiesta un estado muchísimo peor que el que llevó a la suspensión del encuentro ante el Nàstic". "Lo que queremos desde el club es que la decisión se tome cuanto antes, para favorecer a los aficionados rojillos, ya que hay personas que recorren 100 kilómetros para venir a ver a Osasuna, y ahora mismo las carreteras no están en muy buenas condiciones, debido a la nieve", apuntan fuentes del club.

Osasuna está esperando a que el árbitro, Isidro Díaz de Mera, llegue al estadio de El Sadar, para que así pueda tomar una decisión, ya que es él el que debe dilucidar si el campo está en las condiciones adecuadas.

"En el caso de que no se pueda jugar -continúan desde el departamento de prensa de Osasuna-, nosotros queremos que se juegue este domingo. Así lo dice el reglamento y, además, en nuestro caso ya tenemos un partido aplazado, y nos trastocaría muchísimo deportivamente".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nieve amenaza el Osasuna-Valladolid: el Sadar vive una batalla de limpieza contra el manto blanco