OSASUNA

Mucho ruido y pocas nueces en Tajonar: solo dos fichajes a seis días de comenzar la liga ante el Cádiz

El equipo entrenado por Jagoba Arrasate ha contratado al centrocampista Lucas Torró y al defensa Juan Cruz para la temporada 2020-21.

Partido de pretemporada 20-21 entre Real Sociedad y Osasuna disputado en el Reale Arena con victoria 1-0 para los locales. CA OSASUNA (14)
Partido de pretemporada 20-21 entre Real Sociedad y Osasuna disputado en el Reale Arena con victoria 1-0 para los locales. CA OSASUNA (14)  

Osasuna solo ha realizado dos fichajes para reforzar su plantilla para afrontar la liga 2020-21 en Primera división, a solo seis días de iniciar la competición ante el Cádiz CF este sábado 12 de septiembre a las 21 horas en el estadio Ramón de Carranza.

La dirección deportiva, capitaneada por Braulio Vázquez, ha firmado a un viejo conocido como Lucas Torró para el centro del campo y a un lateral zurdo del Elche, Juan Cruz, que aún no ha llegado a Pamplona. Por cierto, el madrileño no ha participado en ninguno de los cuatro amistosos disputados.

Es evidente que faltan jugadores por llegar. Otro lateral zurdo y un delantero, al menos. Lo cierto es que Arrasate no ha podido contar con ningún defensa zurdo específico en toda la pretemporada y ha echado mano del canterano Gorka Zabarte y de Iñigo Pérez en la posición más "coja" del once titular. Además, hay delanteros como Juan Villar o Marc Cardona pendientes de la llegada de un tercer fichaje en esa demarcación para "hacer las maletas".

Lo que sí ha quedado muy claro es la "operación salida". Jugadores como Luis Perea (traspasado al Leganés), Jaime Grau (cedido al Tondela portugués), Rober Ibáñez (cedido al Leganés), Antonio Otegui (cedido al Badajoz) y Barbero (cedido al Alcorcón).

Pendientes todos también de la plena recuperación de Chimy Ávila tras su grave lesión en la rodilla el pasado 24 de enero. En su caso le ha venido bien la pandemia para disponer de más tiempo de recuperación y afrontar el inicio de liga a la vez que sus compañeros. La llegada de un delantero le quitará responsabilidad y presión.

Todo ello en una situación especial por el Covid-19, con positivos contínuos, sin aficionados en El Sadar que se aprovecha para avanzar en la remodelación del estadio. Con la incógnita de si la afición podrá ver a su equipo dentro del nuevo coliseum rojillo esta temporada. Lo más normal será vender entradas, si es posible el acceso al estadio en su momento, ya que hacer una campaña de renovación de abonos dará muchos más problemas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mucho ruido y pocas nueces en Tajonar: solo dos fichajes a seis días de comenzar la liga ante el Cádiz