• martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 10:14

 

 
 

OSASUNA

Mikel Merino juega su último partido con Osasuna en El Sadar: "Me he puesto a llorar en el vestuario de la emoción"

Emotiva despedida la del centrocampista Mikel Merino Zazón tras jugar con osasuna su último partido en el Estadio de El Sadar.

Celebración de Osasuna en agradecimiento a la afición.PABLO LASAOSA 09
Celebración de Osasuna en agradecimiento a la afición.PABLO LASAOSA 09

La grada le ovacionó cuando fue sustituido en la anterior eliminatoria ante el Nástic. Fue emotivo. Ayer El Sadar le despidió con una atronadora ovación, coreó su nombre y sus compañeros le mantearon en el centro del terreno de juego a modo de despedida de un campo en el que ha demostrado ser uno de los puntales del equipo. Mikel Merino jugó su último partido con la camiseta rojilla en el estadio de El sadar y todos se lo reconocieron.

El Borussia de Dortmund ha incorporado a un jugador pletórico que, con 19 años ha sido uno de los pivotes básicos del equipo rojillo y apunta a jugar vestido con la zamarra roja de la selección nacional muy en breve. Tras el último partido del play off, el canterano, hijo del ex centrocampista rojillo Miguel Merino, se incorporará a la Bundesliga para jugar en uno de los equipos punteros del continente europeo.

A punto de cumplir 20 años (22-6-96), el canterano ha militado desde pequeño en el club rojillo pasando por todas las categorías y alcanzando la juvenil, Osasuna B (Promesas) y el primer equipo, en el que ha jugado dos temporadas (2014-15 y 2015-16). En la presente campaña, Mikel Merino ha disputado 34 partidos y ha conseguido 4 goles.

Este miércoles no se borrará de su retina. Y a los osasunistas tampoco.

"Quiero agradecer a toda la afición la despedida que me ha dado. Me he puesto casi a llorar en el vestuario de la emoción y ha sido una época muy bonita de mi carrera. Soy un osasunista más y aún me queda un partido por jugar", afirmó Merino, que fue ovacionado por el público de El Sadar al final del encuentro.

Merino añadió que "es muy bonito" que la gente le reconozca el trabajo realizado, el trato de los compañeros y el apoyo de la afición: "Me voy muy orgulloso de lo que he hecho y muy contento del tiempo que he estado aquí", dijo.

El jugador navarro está siendo decisivo en la parte final de la temporada, ya que aunque es centrocampista metió tres goles al Nàstic en la eliminatoria de semifinales y hasta ese momento seis goles en los seis últimos partidos.

Merino fue traspasado por Osasuna al Borussia Dortmund en el pasado mes de febrero por 3,7 millones de euros fijos, más otros 1,3 en diferentes variables. El club navarro rechazó traspasar a Merino en el pasado mercado invernal, pero llegó a un acuerdo con el Borussia dos semanas después para la venta del jugador y su incorporación la próxima temporada al equipo alemán, que firmó un contrato de cinco años con el centrocampista pamplonés.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mikel Merino juega su último partido con Osasuna en El Sadar: "Me he puesto a llorar en el vestuario de la emoción"