OSASUNA

El adiós de Martín de Osasuna: “Uno no tiene el corazón de papel. Cuando me lo dijeron casi me estrello con el coche"

El técnico de Campanas se ha mostrado dolido con las formas en las que fue destituido: "Uno tenía la ilusión de poder disponer de un equipo profesional".

La despedida de Martín Monreal en el Sadar, después de su destitución. Lunes 14 noviembre de 2016.

“Colorín colorado. Aúpa Osasuna, gora Osasuna”. Estas han sido las últimas palabras del exentrenador del club rojillo, Enrique Martín Monreal, en su despedida en el estadio de El Sadar.

El técnico de Campanas ha querido poner fin de esta manera a su etapa en el equipo navarro, aunque ha dejado la puerta abierta en sus relaciones con el club: “Estaré aquí siempre que Osasuna lo requiera” porque "uno es de este equipo estando dentro, fuera o en la categoría que sea".

Además, Martín Monreal ha destacado que no se trata de una despedida y ha querido agradecer a todas las personas que han participado junto a él como “director de orquesta” para llevar a cabo “lo que nadie ha podido hacer: poner una vacuna de sentimiento a toda la ciudadanía”.

Sin embargo, el extécnico se ha mostrado dolido con las formas en las que fue destituido el pasado 7 de noviembre tras la derrota de los navarros frente al Alavés en El Sadar (0-1). “Si no ganas, te cepillan. Los resultados mandan pero uno no tiene el corazón de papel ni de madera. Lo tengo grande y rojo; y soy de Osasuna desde que nací y hasta que casque”, ha declarado.

Además, Martín Monreal ha relatado que cuando le llamaron por teléfono para darle la noticia iba conduciendo y ha señalado que estuvo "a punto de estrellarse con el coche contra un pretil en la carretera". "Yo no soy quién para juzgar la decisión de un consejo de administración", ha puntualizado.

No obstante, Martín Monreal sabe poner 'al mal tiempo, buena cara' y ha relatado algunos de sus mejores momentos en esta pasada etapa al frente de Osasuna. “Uno tenía la ilusión de poder disponer de un equipo profesional y esta ilusión coincide con el equipo de mi vida”, ha añadido.

El extécnico navarro ha hablado de una “fase corta” en los seis primeros partidos pero que permitieron “salvar la situación de ruina que se nos venía encima” al conseguir no descender a Segunda B. Quizá, ese fue el punto de inflexión más importante para los rojillos y, por aquel entonces, para el recién estrenado entrenador que además sufría un pequeño susto en su corazón.

Tras ese primer bache superado, el objetivo de Martín se situó en jugar los play off para meterse de lleno en la Liga profesional. Dicho y hecho. "Hice a los jugadores partícipes de los valores del vestuario y nos comprometimos a estar arriba", ha continuado. Y lo consiguieron. No sólo jugaron los partidos del play off, sino que ganaron los cuatro y el sueño de Osasuna se convirtió en realidad.

Algo que el propio Martín ha recalcado que se debió a un trabajo "brutal" de la plantilla junto al del equipo técnico . "Los jugadores se entregaron a tope y, aunque muchos de ellos eran niños, estuvieron partiéndose la boca por el equipo de sus vidas".

UN NUEVO PROYECTO QUE NACIÓ EN 2015

Enrique Martín ha hablado también de un proyecto que arrancó en 2015. El objetivo, ver a Osasuna jugar en Primera cuando se cumplan los cien años de su creación, en 2020. "He llegado hasta aquí y estoy encantado. Este proyecto no acaba ahora que me echan. Al nuevo director de orquesta le toca lograr ese objetivo y su suerte será la nuestra".

Tras la destitución del técnico de Campanas, el relevo en el banquillo de Osasuna fue para Joaquín Caparrós, al que Martín ha transmitido sus condolencias por la reciente pérdida de la madre del técnico de Utrera.

Respecto a la relación dentro del club, Enrique Martín ha desvelado que el otro día tuvo una cena con la plantilla junto al cuerpo técnico y que los jugadores "tuvieron detalles exquisitos con su exentrenador". "Nos despedimos como verdaderos tíos que somos. Hemos cometido errores pero nadie puede decir que estos jugadores no hayan competido por sacar el club adelante". 

MARTÍN MONREAL: "DE MOMENTO, QUE CORRA EL AIRE"

En cuanto al futuro más inmediato del técnico de Campanas, Martín ha anunciado que esperará hasta junio para recuperarse definitivamente. "Ahora me considero mucho mejor entrenador que antes, con capacidad para entrenar en Primera y donde sea", ha puntualizado. Además, ha recordado que "el Club Atlético Osasuna ya sabe donde estoy y si tiene algo para mí, no habrá ningún problema".

En este sentido, ha destacado que seguirá acudiendo a "su casa", El Sadar, para ver los partidos porque "he hecho mucho por Osasuna y puedo venir con la cabeza muy alta". También, el extécnico rojillo ha descartado que vaya a presentarse a presidente del club en las próximas elecciones que se celebrarán en dos años porque "aún me queda mucho recorrido como entrenador".

Pese a estar reciente su destitución, estos días han sido necesarios para que Martín Monreal coja una perspectiva diferente: "Uno está dentro y no se da cuenta de la velocidad a la que va". Sin embargo, ha destacado que sigue pensando lo mismo que cuando entró. "Osasuna tiene que mantener una línea, sin importarle si está en Primera o en Segunda. El día que consigamos eso, estaremos mucho más felices".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El adiós de Martín de Osasuna: “Uno no tiene el corazón de papel. Cuando me lo dijeron casi me estrello con el coche"