OSASUNA

Martín ya entrenó a Osasuna en Primera división en la temporada 1993-94

Sustituyó a Pedro Mari Zabalza en diciembre de 1993, pero pese a sus cambios el equipo rojillo descendió a segunda división.

Enrique Martín, entrenador de Osasuna, en la rueda de pensa posterior al entrenamiento del equipo. (18). IÑIGO ALZUGARAY
Enrique Martín, entrenador de Osasuna, en la rueda de pensa posterior al entrenamiento del equipo. (18). IÑIGO ALZUGARAY

La temporada 2016-17 no va a ser la primera vez en la que Enrique Martín Monreal entrene a Osasuna en Primera división, sino la segunda. La primera tuvo lugar en la campaña 1993-94, cuando sustituyó a Pedro Mari Zabalza por decisión del entonces presidente Fermín Ezcurra. Pese a sus esfuerzos, el equipo no reaccionó y se fue a segunda división.

Martín Monreal era el segundo entrenador del equipo, ayudante de Zabalza, en la temporada 1993-94. El equipo empezó mal la temporada 1993-94 y el peor momento llegó con la derrota ante el Logroñés en El Sadar (1-3) el 19 de diciembre. La afición ya había mostrado su malestar en otros partidos, y Zabalza tras el encuentro puso su cargo a disposición de la directiva. 

"Me voy triste porque tenemos un equipo bonito. Sabía que eran los resultados los que me iban a echar. Al equipo le puede la responsabilidad y es muchísimo mejor de lo que está demostrando", aseguró Zabalza. Ezcurra indicó a Martín el objetivo de la permanencia: "Lo tenemos preparado. Confiamos en él y Osasuna es algo especial para ir a buscar ahora otro entrenador fuera del club".

Martín Monreal manifestó nada más llegar que "quizás la gente me asocie a una idea de continuismo porque puede quedar algo de mi relación de seis años con Zabalza, pero que nadie dude que yo tengo mi propia visión del fútbol, diferente a la del anterior entrenador".

Y vaya que si era diferente. En el siguiente partido, el de su debút, que se jugó en Mestalla ante el Valencia (0-0) el domingo 2 de enero de 1994, fue titular el defensa central inédito De Quintana, Pepín jugó de lateral derecho y Merino se colocó de delantero centro.

Tras el empate, Martín manifestó: "El mérito es de los jugadores. Es un punto para ilusionar a todo el mundo. En ningún momento hemos jugado a mantener el 0-0. Hemos tenido ambición y hemos llegado".

Pese al buen resultado, sus esfuerzos pronto se vinieron abajo. En la siguiente jornada se perdió ante el Celta en el Sadar (0-1) y al domingo siguiente llegó una derrota muy dolorosa en Gijón (7-1) el domingo 16 de enero. Goleada que más tarde se repetiría en el Nou Camp (8-1). Al final, el equipo descendió a segunda división.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Martín ya entrenó a Osasuna en Primera división en la temporada 1993-94