OSASUNA

Madrugada de ilusión para una afición de Primera: una noche a las puertas de El Sadar por una entrada

Hacerse con una de las 270 entradas para Tarragona ha sido el motivo por el que los aficionados han dormido a las puertas del estadio. 

La cola de aficionados espera a que Osasuna abra la taquilla.
La cola de aficionados espera a que Osasuna abra la taquilla.  

Pasaban sólo diez minutos de las 22 horas del miércoles y un grupo de diez personas ya buscaba guardar su sitio en el que será el próximo campo. Sábado 11, a las 19 horas, en Tarragona. 

Los tres goles de Osasuna en El Sadar fueron ayer un aliciente más para patentar un propósito que para todos ellos estaba marcado con independencia del resultado. Acompañar a los rojos este fin de semana bien merecía una noche en vela. Sólo 270 hinchas podrían hacerlo. Resultado: madrugada a las puertas de El Sadar.

Decenas de personas se han agolpado a lo largo de esta madrugada en una cola infinita que les llevará a Tarragona. Así, sobre medianoche, unas cuarenta compartían cena y bebida en la que iba a ser una larga madrugada. Con hamacas y sillas de plástico, preparaban sus cuerpos y mentes para largas horas de bienvenida al jueves. Ver salir el sol junto al estadio tenía una razón de peso. 

Por eso, bien ha valido el suelo, una esterilla o no pegar ojo y cambiar esta opción por las cartas o jugar al balón.

Más entrada la mañana, ya sobre las 6 horas, la cantidad de gente ha ido creciendo sobremanera. Más de 150 personas podían confirmar a esta hora su asistencia para el encuentro contra el Nástic. 

La taquilla ha abierto sus puertas a las 9 horas de este jueves. Esta ha sido la madrugada más roja de este 2016. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Madrugada de ilusión para una afición de Primera: una noche a las puertas de El Sadar por una entrada