PREMIUM  OSASUNA

Luis Sabalza, presidente de Osasuna: “Fue tremendo, nadie nos quería apoyar con el aval"

A Luis Sabalza y a su directiva les ha tocado dirigir a Osasuna en los momentos más bajos de su historia. El primer año lo han superado con nota.

El presidente de Osasuna, Luis Sabalza, en las instalaciones del club.
El presidente de Osasuna, Luis Sabalza, en las instalaciones del club.  

Luis Sabalza Iriarte (Sangüesa, 23 de octubre de 1947) cumple este miércoles 9 de diciembre un año al frente de Osasuna, doce meses intensos donde los haya, con una reconversión deportiva, institucional y laboral en marcha. Llegaron con el club hecho añicos en todos los sentidos, por dentro y por fuera, con la plantilla mal confeccionada, el prestigio por los suelos. Por si fuera poco, sin aterrizar todavía, estalló el ‘Caso Osasuna’. No se puede pedir más en menos tiempo. Puede asegurarse que este sangüesino no ha tenido tiempo ni de bajar el volumen de la radio, no ha gozado de las circunstancias propicias de ver tranquilo un partido de su Osasuna.

¿Le ha penado alguna vez meterse en este lío?

No me pena. Me pasa como a Antonio Machado: en este viaje voy ligero de equipaje, con lo puesto. No pasa nada.

Pero mire que le han tocado unas cuantas…

Ha habido momentos muy duros, y muchos. El que peor he pasado de todos fue el de Sabadell, aquella hora que me pasé pensando en la Segunda B. Una hora haciendo cálculos de cómo hacer viable a Osasuna en Segunda B, porque yo no quería que desapareciera. Me daba mucha pena. Luego vino el gol de Javier Flaño y cambió todo. Ya ves…

Antes de llegar a Sabadell estuvo a punto de tirar la toalla con el aval que no llegaba.

Nadie nos quería apoyar. Fue tremendo. Faltaba una pequeña cantidad para completar 1,745 millones, y no había forma. Cualquiera puede pensar que eso resulta fácil, pero nada de nada. Hay que depositar esa cantidad en un banco. Tuve bloqueada mi cuenta bancaria, mi plan de pensiones. Fueron momentos duros, y no por tener las cuentas bloqueadas, sino por la falta de apoyo. Al final salimos gracias a las dos Cajas, la Caixa y la Caja Rural.

¿Cómo se aguanta eso?

Entre todos. En la directiva somos un grupo y nos levantábamos entre todos. Cuando uno estaba arriba daba ánimos al que se encontraba abajo, luego sucedía al revés. Nos ayudamos entre todos.

¿De veras que le merece la pena?

No estoy aquí porque quiera conseguir algo para mí, sino por Osasuna, porque quiero cumplir algo a lo que me he comprometido. Sin más.

Encima, parece que hay recelos. Le han puesto el control más férreo desde que existe Osasuna. Le fiscalizan hasta lo que gasta en una cena.

No hay control excesivo, es que somos así. No me importa que me controlen. En el viaje a Ponferrada cenamos un menú el sábado, y el domingo comimos otro menú en un restaurante de carretera. No nos parece rara esa forma de actuar. No me preocupa el control, porque ya lo hacemos antes nosotros. Ya se ha publicado lo que hemos gastado los directivos en Noviembre, 1.343,96 euros.

Con la actividad que lleva, ¿justificaría un sueldo como presidente de Osasuna?

Jamás he pensado en ello, y eso que lleva muchas horas. Son muchas las de ocupación, y todas las de preocupación. Las 24 horas del día hay que estar con el móvil abierto. Pasa como con los médicos de guardia, en cualquier momento puede sonar.

Le ha tocado, por ejemplo, echar a 17 empleados, y dejar una estructura de personal sensiblemente menor.

Siempre he dicho, y repito ahora, que lo más duro que me ha tocado como presidente es el reajuste de personal, algo obligado para ser un club viable. Me encontré un funcionamiento en el que había demasiada costumbre de pasar, algo que debía cambiar necesariamente. Los empleados deberán poner más, aportar más para poder ir adelante con los que siguen.

Y por si fuera poco, el lío judicial. ¿Cómo ha afectado? ¿en prestigio?

Ha afectado en los ingresos a través de la Fundación. Los demás clubes, por ejemplo, nos ven con buenos ojos en la Liga de Fútbol Profesional. Dicen que estamos limpiando. En cambio, ha incidido negativamente en los ingresos por patrocinio. Se ha resentido la colaboración de algunas empresas.

¿Conservaría el optimismo en la resolución judicial última en el caso de que Osasuna fuera imputado?

De momento somos acusación. Hemos denunciado y dado todas las facilidades en la investigación. Está claro que aquí ha habido un caso tremebundo de apropiación indebida. También parece que hay indicios de pagos por ganar un partido, lo que no es delito. Finalmente, hay que ver si hay indicios de pagos por empatar y ganar en los partidos con el Espanyol y el Betis. Habría que probarlo y, si se consiguiera, no espero más de una multa. De momento hay serias dudas sobre si ha habido compras de esos partidos.

¿Qué pasaría si en el resto de los clubes habría una investigación similar a la de Osasuna?

Lo que pasa es que, a excepción de Madrid, Barça y Athletic, que están a otro nivel, el resto de los clubes son sociedades anónimas y el dueño puede hacer en ellas lo que quiera. En Osasuna se ha jugado con el dinero de los demás y encima dejaron de pagar a la Hacienda de todos.

¿Se ha encontrado con Miguel Archanco o Pachi Izco?

Me crucé con Miguel Archanco, y el saludo fue normal por parte de los dos. Con Izco, o con Ángel Vizcay, no me topado, pero el saludo sería igual, al menos por mi parte. Una cosa es la persona, y luego que cada cual asuma lo suyo. A mí también me analizarán cuando me toque. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Luis Sabalza, presidente de Osasuna: “Fue tremendo, nadie nos quería apoyar con el aval"