OSASUNA

Joaquín Caparrós, una trayectoria decepcionante en apenas dos meses en el banquillo de Osasuna

El entrenador de Utrera ha encajado siete derrotas y solo ha ganado un partido, de Copa del Rey, en Pamplona.

El entrenador de Osasuna, Joaquín Caparrós, en Tajonar. EFE/Jesús Diges
El entrenador de Osasuna, Joaquín Caparrós, en Tajonar. EFE/Jesús Diges   jesus diges

El club navarro ha anunciado la destitución de Caparrós solo unos minutos después de que el técnico andaluz concluyera un entrenamiento en Tajonar que, según ha podido saber EFE, en principio no iba a dirigir el entrenador sevillano ya que la junta directiva decidió su destitución anoche.

La directiva navarra ofrecerá una rueda de prensa esta tarde en el estadio El Sadar, a las 17.00 horas, para explicar la decisión adoptada con un entrenador al que contrató hace dos meses para lo que restaba de esta temporada y la siguiente.

Caparrós, con 7 derrotas y 1 sola victoria, se despide de Osasuna a pesar de que llegó a Pamplona hace solo dos meses en sustitución del técnico navarro Enrique Martín, destituido el 7 de noviembre tras la undécima jornada.

Martín, con el que Osasuna subió la pasada temporada a Primera División, solo logró una victoria en once partidos de LaLiga Santander, aunque el equipo estaba a 3 puntos de la permanencia como penúltimo clasificado.

Caparrós no ha podido enderezar el rumbo del equipo en una dinámica autodestructiva y solo ha conseguido 1 victoria por 7 derrotas en sus 8 partidos en el banquillo osasunista, con un balance de 3 goles a favor y 17 en contra.

La única victoria le sirvió para eliminar al Granada en dieciseisavos de final de la Copa del Rey, competición en la que Osasuna tiene escasas posibilidades de acceder a cuartos tras el 0-3 encajado el martes ante el Eibar en la ida de los octavos de final en El Sadar.

Caparrós ha perdido sus cinco partidos de Liga, ante el Atlético de Madrid y el Barcelona, pero también ante rivales directos como el Leganés, Sporting y Deportivo, para situar a Osasuna como colista, con 7 puntos, a 5 de la permanencia que marca el Valencia, que tiene un partido menos por el aplazado frente al Real Madrid.

El entrenador andaluz afirmó tras la derrota contra el Eibar que "no tiraba la toalla" al frente de Osasuna y ayer a través de su cuenta de Twitter se mostraba "seguro" de que el equipo mejoría en "competitividad" con la llegada de nuevas incorporaciones en el mercado invernal, aunque finalmente ha sido destituido por sorpresa y sin que se haya concretado ningún fichaje.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Joaquín Caparrós, una trayectoria decepcionante en apenas dos meses en el banquillo de Osasuna