• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:26

 

 
 

OSASUNA

El gol de Manu Sánchez consolida a Osasuna y le sitúa en la zona alta de la tabla

El equipo de Jagoba Arrasate alcanza los catorce puntos en ocho jornadas y se coloca en la zona 'europea' de la clasificación.

Partido entre Osasuna y el Rayo Vallecano correspondiente a la jornada número 8 disputado en el estadio de El Sadar de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Partido entre Osasuna y el Rayo Vallecano correspondiente a la jornada número 8 disputado en el estadio de El Sadar de Pamplona. MIGUEL OSÉS

Osasuna consolidó este sábado su gran estado de forma con una victoria in extremis ante el Rayo Vallecano (1-0) gracias al tanto de Manu Sánchez, futbolista cedido por el Atlético de Madrid que metió su primer gol en la máxima categoría de una manera que jamás olvidará.

“Es una sensación única. Meter un gol en Primera, en El Sadar y en el último minuto… te da una adrenalina y una alegría inmensa”, comentó el joven de 21 años minutos después de finalizar el partido. Poco antes de estas declaraciones al club, la situación no pintaba muy bien para los intereses pamploneses.

Parecía que los de Jagoba Arrasate firmaban las tablas con el conjunto madrileño, pero su ADN se lo impidió. El técnico rojillo dejó toda la banda izquierda para el futbolista con la esperanza de que su pillería y buen regate les diese profundidad por ese costado.

Desde entonces y con diez minutos por delante, Osasuna siguió buscando el gol con más fe que fútbol hasta que en el tiempo añadido ocurrió una acción que el lateral izquierdo siempre tendrá en mente.

El veterano Cote recibió un pase raso del serbio Darko. Este controló el esférico antes de servir en bandeja el gol a un Manu al que nadie esperaba dentro del área, pero del que nunca se olvidará el guardameta macedonio Stole Dimitrievski.

El habilidoso número 39 se lanzó en plancha, como los grandes rematadores de este deporte para poner el broche de oro con un soberbio cabezazo en el minuto 91 a un día inolvidable que seguro fue celebrado por su familia y amigos por todo lo alto.

Las 19.238 gargantas hicieron retumbar las gradas del reformado coliseo en lo que fue la primera victoria en casa. La celebración de Arrasate, corriendo sin rumbo por la banda, fue recogida por diversos medios. La locura y el estado de felicidad se instaló en Pamplona. Osasuna se ponía quinto con 14 puntos a tan solo tres unidades del líder.

Lo cierto es que el jugador ha caído de pie en Pamplona. Su pasada campaña en la capital navarra sirvió como una gran toma de contacto que hizo ver a los dirigentes rojillos que una nueva cesión sería beneficiosa para ambas partes.

Este curso ha salido como titular en seis de los siete encuentros que ha podido jugar hasta la fecha. Su rendimiento está siendo alto y lo más seguro es que, de seguir así, el Cholo Simeone cuente con sus servicios el próximo año. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El gol de Manu Sánchez consolida a Osasuna y le sitúa en la zona alta de la tabla