PREMIUM  OSASUNA

El despacho de Fran Canal lleva la defensa de dos Indar Gorri condenados y expulsados de El Sadar por violentos

El director general de Osasuna confirma de esta manera su relación directa con el grupo radical abertzale a cambio de votos en la asamblea.

Los violentos abertzales de Indar Gorri junto a Fran Canal, director de Osasuna y miembro del despacho que defiende a dos expulsados por Antiviolencia del estadio de El Sadar.. ARCHIVO
Los violentos abertzales de Indar Gorri junto a Fran Canal, director de Osasuna y miembro del despacho que defiende a dos expulsados por Antiviolencia del estadio de El Sadar.. ARCHIVO  

El despacho de abogados del director general de Osasuna, Fran Canal, se encarga en este momento de la defensa de dos radicales violentos de Indar Gorri que han sido sancionados por la Comisión nacional Antiviolencia con dos años sin poder acceder al estadio de El Sadar y con 3.500 euros de multa.

Esta información, a la que ha tenido acceso este periódico, pone de manifiesto, una vez más, la connivencia del máximo dirigente de Osasuna con el grupo ultra, al que defiende y protege para conseguir así sus favores en la asamblea de compromisarios de Osasuna.

En concreto, el abogado Alberto González Andrades, socio del despacho Roca Abogados junto al propio Fran Canal y otros abogados, se encarga de la defensa jurídica de Eder M.A. y de Aitor A.G., que han sido sanciones por la Comisión Antiviolencia con dos años de prohibición para acceder a recintos deportivos, así como a unas multas de 3.500 euros cada uno.

Los dos radicales forman parte también de los 11 violentos condenados en mayo de este mismo año a un año de prisión por pertenencia a grupo criminal. Este grupo de extremistas, a los que ahora defiende y protege Fran Canal y el propio Club Atlético Osasuna, se organizaban para pegar palizas a aficionados de otros equipos y sembrar el miedo y el terror allí donde fueran.

De hecho, la Comisión Antiviolencia acaba de proponer una sanción "muy grave" para Osasuna con 200.000 euros de multa y un mes de cierre del estadio de El Sadar, por mantener como socios y permitir su acceso al estadio a varios de los condenados.

Osasuna ha saltado rápidamente para proteger y defender con todas sus fuerzas a estos delincuentes, asunto que se entiende con mayor precisión cuando es el despacho privado del director general de Osasuna el encargado de la defensa letrada de los violentos.

Además, Antiviolencia señala que el club que dirige con mano de hierro Fran Canal hace caso omiso a las indicaciones del coordinador de seguridad en relación con las medidas a adoptar con dichos individuos, y les permite la entrada al estadio.

En un comunicado de Osasuna de esta misma semana, el club rojillo ha arremetido contra la Comisión Antiviolencia del fútbol español y ha mantenido que su intención es garantizar que este grupo de radicales siga accediendo al estadio, con el peligro que todo ello supone para el resto de aficionados que acude a los campos de fútbol.

PACTO INDAR GORRI - FRAN CANAL - OSASUNA

Fran Canal maneja a la directiva de Osasuna y al propio club, del que ha cobrado más de 600.000 euros desde su turbia llegada, ya que el club rojillo escondió en un principio su incorporación al club y tardó más de un año en presentarlo y explicar cuáles eran sus cometidos y emolumentos, que se han ido sabiendo poco a poco y con cuentagotas.

Canal se ha hecho con el dominio de la asamblea de compromisarios gracias a sus acuerdos con los radicales de Indar Gorri, grupo con el que pactó un sistema de listas cerradas para poder acceder a la asamblea. Por primera vez en la historia de Osasuna, los grupos organizados, en lugar de los socios de manera individual, se hicieron fuertes gracias a los intereses de Fran Canal.

Entre los pagos de Canal a los radicales se encuentra su completa protección, acceso al estadio a personas condenadas y, por lo que se ha conocido ahora, ayuda legal desde su propio despacho de abogados.

La situación en Osasuna ha llegado ya a un punto insostenible, con los presupuestos rechazados debido, principalmente, al desprecio que los socios muestran y a la figura de Fran Canal, el factótum que hace y deshace en el club con la complicidad y el absoluto silencio de Luis Sabalza, un presidente desaparecido y que ha dejado en manos de un tiburón de los negocios un club con casi 100 años de historia.

Entre los pagos que Fran Canal ha entregado a Indar Gorri se encuentra la introducción del euskera obligatorio en el club, así como la reforma de los estatutos para blindar a la directiva y a sí mismo, impidiendo que hubiera candidaturas aprobadas para las pasadas elecciones.

De hecho, la propia directiva se enteró y conoció acuerdos de Fran Canal e Indar Gorri a través del grupo de delincuentes, que considera al factótum el máximo representante del club. Una persona que nunca ha sido elegida por los socios y que sigue sumando facturas y miles de euros de dinero desde las arcas del conjunto rojillo directas a su bolsillo.

Las formas de Fran Canal son las que se imponen por el momento en Osasuna, hasta el punto de que el club va a señalar a los medios de comunicación qué periodistas pueden o no acceder a la rueda de prensa posterior a la comida de Navidad, una cita que Osasuna quiere cerrar a cualquier periodista que pueda resultar incómodo, con el objetivo de proteger al factotúm y a una directiva ya sin control alguno de la entidad.

La dictadura de Fran Canal se apodera poco a poco de todos los estamentos de un club con historia y honor, que se encuentra ahora mismo en manos de un director general más preocupado por defender a los violentos de Indar Gorri que por el resto de socios y la larga historia de Osasuna.

Este domingo, los socios compromisarios de Osasuna están llamados de nuevo a la aprobación de las cuentas, en las que han aparecido sospechosas partidas e ingresos de hace tiempo, para sumar otro millón y tratar de convencer a los socios, molestos no con las cuentas, sino con las formas y la presencia de Canal en la asamblea.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El despacho de Fran Canal lleva la defensa de dos Indar Gorri condenados y expulsados de El Sadar por violentos