• domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 11:11
 
 

OSASUNA

Fin de ciclo: las seis últimas derrotas colocan al equipo rojillo muy cerca del descenso a Segunda División

El equipo de Vasiljevic acumula dieciocho jornadas sin ganar y está a trece puntos de la salvación, a falta de doce jornadas.

Petar Vasiljevic en la sala de prensa de El Sadar.
Petar Vasiljevic en la sala de prensa de El Sadar.

La goleada encajada por Osasuna en Las Palmas (5-2) y la victoria del Deportivo en Gijón (0-1) han dejado a los rojillos a trece puntos de la permanencia, a falta de doce jornadas para el final de la temporada.

La situación deportiva del equipo de Petar Vasiljevic ha ido empeorando en el último mes de manera evidente. Han perdido los seis últimos encuentros ante la R. Sociedad (3-2), R. Madrid (1-3), Celta (3-0), Espanyol (3-0), Villarreal (1-4) y Las Palmas (5-2).

Ni los cambios de jugadores, ocho ante Las Palmas, ni los cambios de sistema táctico han evitado entrar en una situación deportiva desesperada. Los rojillos encajan cada vez más goles y ofrecen una imagen pobre de un equipo sin confianza y sin moral que se hunde en el fondo de la tabla.

Desde la última victoria, y la única obtenida en liga, ante el Eibar (2-3) el pasado 17 de octubre, han pasado ya dieciocho jornadas de liga. Precisamente, es el equipo armero el que visitará El Sadar el próximo lunes 13 de marzo a las 20,45 horas.

Urge una reacción del equipo para, al menos, evitar que los seis últimos encuentros que faltan por jugar en Pamplona sean una debacle absoluta, como lo fue el último partido ante el Villarreal (1-4) en El Sadar. 

La Junta Directiva que preside Luis Sabalza manifestó tras el cese de Caparrós que Petar Vasiljevic seguiría en el banquillo pasara lo que pasara hasta el final de la temporada, pero la catástrofe deportiva que vive Osasuna se puede llevar por delante no solo a Vasiljevic, sino también a los dirigentes del club.

Al equipo no se le puede exigir que gane partidos, pero sí que luche y que ofrezca una imagen donde se defienda el escudo que lleva en la camiseta. Lo que no se puede permitir es que hacer el ridículo y arrastrar la camiseta en las doce jornadas que faltan por jugar.

Aún está a tiempo el equipo de no alcanzar el triste récord que ostenta el Sporting de Gijón, que en la temporada 1997-98, con una liga en Primera división de 38 jornadas, solo consiguió trece puntos y estuvo 23 jornadas seguidas sin ganar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin de ciclo: las seis últimas derrotas colocan al equipo rojillo muy cerca del descenso a Segunda División