• jueves, 18 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

OSASUNA

Fallece José Mari Iglesias Echeverría, empleado histórico de Osasuna durante 52 años

Entró en el club a los 13 años de edad en 1942 y cerró su etapa profesional el 31 de diciembre de 1985.

Foto montaje de José Mari Iglesias Echeverría y el estadio de El Sadar. Navarra.com
Foto montaje de José Mari Iglesias Echeverría y el estadio de El Sadar. Navarra.com

Este jueves 20 de enero es un día triste para Osasuna. Ha fallecido José Mari Iglesias Echeverría a los 92 años de edad, que ha trabajado en el club rojillo 52 años, más de media vida, atendiendo las oficinas en la Plaza del Castillo.

José Mari Iglesias Echeverría (16 marzo 1929), pamplonés de la calle Mercaderes, entró en Osasuna de botones el 1 de junio de 1942 por 50 pesetas al mes con apenas 13 años de edad. Su hijo José Mari Iglesias Marcellán trabaja en las oficinas del club desde 1988 y su nieto Óscar Iglesias Mina desde hace apenas dos años. Es la tercera generación de la familia Iglesias en Osasuna.

José Mari Iglesias Echeverría guardaba dos insignias del club. La primera de oro y brillantes por su medio siglo como empleado, y otra más después por sus cincuenta años de socio, que hubieran sido más si le hubieran contando como antigüedad los años de socio infantil. Es el socio número 20 del club rojillo.

Tras jubilarse en la Nochevieja de 1995, después de 52 años en nómina y plantilla, José Mari Iglesias Echeverría siguió formando parte del paisaje rojillo. Su principal cometido era archivar la historia del equipo rojillo partido a partido.

Guardaba fichas y anotaciones de todos los partidos disputados desde 1944. No hay estadística de Osasuna, foto o anécdota que se escapara a sus anotaciones. Ángel Vizcay Martínez le encargó el historial del club, que ha continuado desde entonces.

En unas declaraciones a la revista oficial de Osasuna señalaba sobre su trabajo: "Es una barbaridad como ha cambiado todo. El trabajo es más cómodo. Se ha modernizado todo. El fax, el teléfono, las fotocopiadoras. Antes todo se hacía a mano y a máquina de escribir y se copiaba con papel de calco".

"Las entradas se hacían manualmente. Se preparaban por localidades y las llevábamos al servicio del impuesto municipal del Ayuntamiento para que las sellasen. Primero las hacíamos a mano y luego con una máquina".

"Antes nos comunicábamos por telegrama. Había que ir al edificio del Paseo de Sarasate a poner los telegramas. Muchas veces teníamos que ir por las noches con los telegramas para asuntos urgentes". Tras inaugurar El Sadar "tuvimos que adaptar a mano todas las localidades de los socios. Fue un trabajo de chinos", aseguraba.

A partir de 1988 entró en las oficinas su hijo José Mari Iglesias Marcellán. "El año 1988 estando aquí Ezcurra se iban a poner ordenadores y entradas por tornos que obligaba la Liga, y necesitaban una persona. Yo había llegado de la mili y mi padre le dijo a Ezcurra que si podía ayudarles. Yo tenía 22 años y ahora tengo 55 para 56. Llevo 33 años en octubre", ha asegurado a Navarra.com

El nieto es Óscar Iglesias Mina de 27 años. Lleva "dos años y pico" en el club y es la tercera generación de la familia: "Como lo he mamado desde la cuna como quien dice es un trabajo que me apasiona. Me encanta Osasuna desde que he nacido. Lo he vivido en casa de mi abuelo y en mi casa con mi padre, y que mejor que trabajar aquí", ha indicado a Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fallece José Mari Iglesias Echeverría, empleado histórico de Osasuna durante 52 años