PREMIUM  OSASUNA

López Muñiz achaca la derrota a la expulsión: "Hasta el 78, lo teníamos todo controlado, y después todo cambió"

El técnico del Málaga dice que estaba bastante cerca de la acción y que ni siquiera le pareció falta.

En el centro, el entrenador del Málaga, Juan Ramón López Muñiz. IÑIGO ALZUGARAY
En el centro, el entrenador del Málaga, Juan Ramón López Muñiz. IÑIGO ALZUGARAY  

El entrenador del Málaga, Juan Ramón López Muñiz, ha afirmado en la rueda de prensa celebrada en El Sadar después del partido entre el Málaga y Osasuna que la expulsión de Gustavo Blanco Leschuk sin duda cambió la tónica del encuentro y motivó la derrota de su equipo.

"El último cuarto de hora del partido es difícil de explicar, porque nosotros estábamos jugando con la intensidad necesaria para competir en un encuentro de la categoría, pero sin ninguna cosa rara, y a partir de la expulsión se tuerce todo y ya vienen diferentes situaciones que hacen que el partido se descontrole, porque entre faltas, amarillas, rojas... casi había de todo, menos fútbol", ha asegurado.

En opinión del técnico, "es una pena, porque el partido lo teníamos bastante controlado. Y ahora hay que recuperar al equipo, ver los jugadores que quedan sancionados para la siguiente jornada y empezar a pensar en el siguiente encuentro. Y también hay que felicitar a Osasuna, que es un gran equipo y ha hecho un buen trabajo. Su afición le ha ayudado a poder superar ese momento difícil que tenía y es cierto que hasta el 78 lo teníamos todo controlado, y del 80 al 90 alguna situación hizo que el partido cambiara de rumbo totalmente".

López Muñiz ha insistido en que la primera expulsión ha sido un punto de inflexión: "Nosotros intentábamos cubrir bien, con gente de altura y de juego aéreo en la zona del área. El partido estaba bastante tranquilo, hasta que llegó la expulsión. Yo estaba bastante cerca, y a mí no me pareció ni falta, pero son situaciones que se pueden dar en un partido, que a veces son a favor y a veces en contra, y esta vez nos tocó en contra. Quedan 30 jornadas por delante, y a veces nos favorecerán y otras nos perjudicarán. Esta vez nos perjudicó. Y eso fue un punto de inflexión clarísimo".

Sobre el funcionamiento del equipo, ha indicado que, hasta la expulsión de Gustavo, la gestión de sus jugadores estaba siendo "perfecta, impecable". "Todos estábamos jugando con intensidad, ellos y nosotros. Era un juego intenso, con buen ritmo, con buena presión, y juego de verdad. Cuando vienes a jugar a El Sadar, te pide juego de verdad, juego en el que hay segundas jugadas, en el que hay disputas, en el que hay contacto", ha expuesto.

"Estaba todo muy tranquilo hasta la expulsión -ha remarcado-. A partir de ahí, sucedieron diferentes situaciones. En el gol, la segunda acción la tenemos que lamentar todos. Esas acciones no se pueden ver en un partido de fútbol. Nosotros tenemos que ser ejemplo para todo el mundo, sobre todo para los niños pequeños que están en el campo. Pase lo que pase, no podemos enzarzarnos en una pelea callejera. Esa también en parte es nuestra culpa. Nosotros tenemos que hacer una lectura e impedir que vuelva a pasar algo así. Es el árbitro el que tiene que decidir en esas situaciones, pero nosotros no podemos tomarnos la revancha por nuestra cuenta e intentar solucionar eso, porque no nos lleva a nada, nos lleva a perder el partido y a tener bajas para la semana que viene".

SIN OCASIONES

El técnico del Málaga también ha analizado cómo han jugado sus futbolistas en el último tercio del encuentro. "Esto es fútbol y cada uno ve el partido de manera diferente. En un partido se dan todas las alternativas, y tú tienes que saber dominarlas. Íbamos cero a uno por delante, y Osasuna no estaba teniendo ocasiones, y nosotros estábamos intentando aprovechar algún contraataque para marcar el cero a dos. Eso es normal en cualquier equipo. Tú vienes a El Sadar, ganas cero a uno y quedan 15 minutos, ¿y tú crees que el equipo rival tiene todo controlado, con balón, ocasiones de gol, o que el equipo que va perdiendo va arriesgando, generando jugadas por banda y sacando centros? No había ocasiones ni de ellos ni de nosotros", ha matizado.

Sobre la acción de la polémica, ha dicho que "algo ha pasado que nosotros no hemos controlado, pero no hay que justificar nada de eso. Cuando Gustavo hace eso, es que algo ha pasado. Pero habría que haberlo llevado con la máxima tranquilidad, porque ahora lo hemos perdido para varios partidos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
López Muñiz achaca la derrota a la expulsión: "Hasta el 78, lo teníamos todo controlado, y después todo cambió"