• miércoles, 01 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:11

 

 
 

OSASUNA

Diego Martínez y Braulio Vázquez, en medio del fuego cruzado por el poder en la junta directiva de Osasuna

Recién llegados al club para reflotar al equipo, observan con sorpresa la pugna entre directivos y la salida de técnicos.

Presentación nuevo entrenador de Osasuna Diego Martínez en El Sadar. PABLO LASAOSA 05
Presentación nuevo entrenador de Osasuna Diego Martínez en El Sadar. PABLO LASAOSA.

El descenso de Osasuna a la segunda división y la forma en la que se ha descendido, en la peor campaña deportiva de la historia rojilla en primera división, sigue causando "bajas". Tanto entre los jugadores de la plantilla, como entre los técnicos y directivos.

Todo ello condimentado con unas elecciones anticipadas a la presidencia previstas para octubre, están provocando movimientos sísmicos de considerable importancia. La salida del club del entrenador Petar Vasiljevic, del secretario técnico Ion Andoni Goikoetxea y del entrenador del filial José Manuel Mateo coincide con la llegada de Braulio Vázquez y de Diego Martínez como nuevos responsables de la parcela deportiva del club.

El nuevo director deportivo y el nuevo técnico tienen un trabajo muy complicado por delante: reflotar un equipo hundido moralmente y físicamente con multitud de lesionados tras una campaña para olvidar. Hay que recuperar un equipo que terminó hundido en una segunda división muy igualada con el riesgo de luchar por evitar el descenso, como en la campaña 2014-15 con el gol de Javier Flaño en Sabadell.

Tanto Braulio Vázquez como Diego Martínez estarán observando con sorpresa las movidas de Tajonar, con las declaraciones públicas de José Manuel Mateo en su despedida criticando las injerencias que dijo sufrir, así como la movida entre directivos con las declaraciones del exvicepresidente Pedro Baile dejando a sus excompañeros bastante malparados.

Con todo esto tendrán que lidiar. Un fuego cruzado de declaraciones donde el socio y el aficionado duda ya de casi todo. La época de los expresidente Izco y Archanco ha pasado y parecía superada. Lo que parece claro es que la lucha por el poder continúa. Sabalza, su junta y Fran Canal siguen en el club pese a las gravísimas acusaciones de Baile que dice poder demostrar.

Mientras tanto, Juan Ramón Lafón y Eva Blanco ven los toros desde la barrera tomando buena nota a la espera que pase el verano con la intención de competir en las elecciones ante el que se presente


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Diego Martínez y Braulio Vázquez, en medio del fuego cruzado por el poder en la junta directiva de Osasuna