PREMIUM  OSASUNA

La Comisión de control económico de Osasuna apuesta por una reforma integral del estadio de El Sadar

Se ha mostrado partidaria de ella a la vista de las ventajas e inconvenientes que plantean ésta y una reforma básica.

Imagen actual de los baños de caballeros del estadio de El Sadar.
Imagen actual de los baños de caballeros del estadio de El Sadar.  

La Comisión de Control Económico de Osasuna se ha mostrado partidaria de una reforma integral del estadio El Sadar a la vista de las ventajas e inconvenientes que plantean esta y una reforma básica.

Con los datos disponibles, dice Osasuna en su web, la Comisión entiende que "ambas reformas suponen una exigencia de una mayor contención y control del gasto y un mayor esfuerzo en la búsqueda de nuevas vías de ingresos", aunque, "no obstante, en conjunto y a la vista de los datos analizados, el criterio de esta Comisión, es que la reforma integral aporta unas mejores perspectivas económicas y financieras para el futuro del Club Atlético Osasuna".

Y puntualiza que la situación del balance sería con la reforma básica de 14 millones de euros de deuda neta y 27 de patrimonio, y con la reforma integral, con el mismo patrimonio, la deuda ascendería a 21 millones de euros.

Así detalla que la reforma básica aporta como ventajas el cumplimiento de las exigencias legales de seguridad y accesibilidad y de las exigencias de la LFP en materia de iluminación para las retransmisiones deportivas, además de la obtención de la licencia de actividad y el coste inicialmente inferior en 7 millones de euros.

Como desventajas la Comisión apunta la obligación de restituir a Hacienda los importes de la Reserva Especial para Inversiones no utilizados, alrededor de 1 millón de euros que conllevaría la solicitud de un aplazamiento de deudas o una financiación a través de entidades bancarias.

Y además la incidencia directa durante 5 años en la merma del límite de la plantilla deportiva concedido por la LFP, la reducción del aforo en unas 1.748 localidades (447.000 euros) y la dificultad de obtener ingresos por las localidades con columnas.

En el caso de la reforma integral por la que la comisión aboga, apunta como ventajas no solo también el cumplimiento de las exigencias legales de seguridad y accesibilidad y de la LPF, y la obtención de la licencia de actividad, sino además la mejora de todas las instalaciones para los abonados y público, el mantenimiento del foro y con él de los ingresos, lo que permitiría recuperar en los 15 años del préstamo más de un 80% de los 8 millones del coste diferencial de la obra.

Otras ventajas que ve la Comisión de Control en la reforma integral son la potencialidad de obtener mayores ingresos al ampliarse el aforo en unas 5.000 localidades, lo cual pese a que se redujeran los ingresos de televisión permitiría la autofinanciación a través de venta de entradas y abonos.

Y al respecto precisa que con mantener el aforo actual y la venta de cerca de 2.000 localidades nuevas en esos 15 años, se cubriría el coste total de la inversión.

Pero además ve también otras ventajas en esta reforma integral como son que le coste es llave en mano, lo que supone el compromiso de los oferentes de hacerla por el precio concertado sin posibilidad de contradicción, y que permite una estabilidad financiera en el pago de los importes de las deudas, al refundir los créditos en uno solo, lo que supondrá pagar 1,5 millones de euros anuales de préstamo e intereses.

La desventaja que ve la Comisión en la reforma integral es el coste de la inversión, que asciende a 16 millones de euros.EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Comisión de control económico de Osasuna apuesta por una reforma integral del estadio de El Sadar