• miércoles, 04 de agosto de 2021
  • Actualizado 00:03

 

 
 

OSASUNA

La afición osasunista podría volver a El Sadar antes de acabar la temporada

Este lunes 8 de marzo se ha cumplido un año desde que el estadio pamplonés acogió a los aficionados en la grada.

La grada de Osasuna durante el partido contra el Espanyol. Miguel Osés
La grada de El Sadar durante el partido Osasuna -Espanyol el 8 de marzo de 2020. Miguel Osés

El último partido de Osasuna con público en El Sadar fue el 8 de marzo de 2020 ante el RCD Espanyol (1-0), con un gol de Roberto Torres de penalti en el minuto 50 de juego.

Desde entonces la pandemia de la Covid-19 ha impedido la asistencia de público al feudo rojillo. La pandemia y la decisión de la Liga de Fútbol Profesional, ya que sanidad permite desde hace tiempo un aforo de público determinado para los partidos de Segunda B, Tercera división y Autonómica, además de otros deportes incluso en pabellones cerrados.

La LFP ha decidido cerrar los estadios para evitar cualquier riesgo. Un riesgo que estaría centrado sobre todo en evitar las aglomeraciones de aficionados a la entrada y salida de los campos de fútbol, ya que en la grada estarían separados.

No obstante, La Liga se ha marcado un reto, que en mayo haya espectadores en los campos. La decisión del Gobierno británico de permitir el acceso de un máximo de 4.000 hinchas desde el 17 de mayo ha animado a los clubes españoles a lanzar mensajes en favor de la reapertura de los estadios. El principal escollo que encontrarán será el Ejecutivo, muy inflexible hasta ahora en su decisión de mantenerlo cerrados.

La campaña la abrió Javier Tebas, el presidente de la patronal. El 1 de febrero dijo ver "posible" el regreso de los aficionados en "abril o mayo" si "en febrero crece la vacunación y disminuye el nivel de contagios". Los dos condicionantes se cumplen, aunque a un ritmo menor del esperado.

Mientras dura la pandemia, Osasuna ha terminado la remodelación del estadio de El Sadar que podría acoger de nuevo a su afición, a falta de algunos detalles sobre todo en el interior con nuevas zonas comunes.

El club rojillo ha cobrado a sus socios una cantidad para reservar su localidad en un plazo que tuvo que cerrar de manera apresurada ya que las peticiones se desbordaron en apenas 24 horas para los nuevos socios. Ha quedado en evidencia que la nueva cabida del estadio se ha quedado pequeña con 23.576 asientos antes de inaugurarlo con 20.465 socios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La afición osasunista podría volver a El Sadar antes de acabar la temporada