POLÍTICA

La CUP sigue rechazando a Mas como presidente

La alternativa que plantean es negociar con JxSí un candidato de consenso para la presidencia. 

La diputada de la CUP, Gabriela Serra, en el acto de Manresa. EFE.
La diputada de la CUP, Gabriela Serra, en el acto de Manresa. EFE.  

El diputado de la CUP en el Parlament Benet Salellas ha advertido que su formación sigue rechazando que el presidente Artur Mas sea reelegido en el cargo, aunque siguen abiertos a continuar negociando con JxSí.

Lo ha dicho en Manresa durante uno de los discursos para cerrar el Debat Nacional de los dirigentes de la formación con su militancia para debatir la marcha de sus negociaciones postelectorales con JxSí, y durante el acto le han aclamado los asistentes al grito 'Alerta Convergència, se nos acaba la paciencia".

"Continuaremos proponiendo, discutiendo, esforzándonos y sentados a la mesa hasta que definitivamente se nos ponga sobre la mesa un proceso de ruptura, un plan de choque (social) y una Presidencia que no recaiga en la persona de Artur Mas", ha dicho.

Salellas ha reprochado a JxSí que "siguen proponiendo lo mismo que el 27S", mientras que la CUP no ha parado de proponer y moverse para conseguir un acuerdo.

El exdiputado de la CUP en el Parlament David Fernàndez, que le ha precedido en los discursos, ha afirmado que el acuerdo de Govern es posible pero "depende del qué, del cómo, del cuándo y también del quién".

"Nuestro debate no es Marzo o Mas", ha insistido en alusión a aceptar a Artur Mas como presidente o no hacer un pacto con JxSí pero verse obligados a nuevas elecciones en marzo.

Ha aludido implícitamente a CDC para decir que "la CUP no tiene culpa" de que haya partidos con acusaciones de corrupción y con aplicación de grandes recortes presupuestarios.

También se ha referido implícitamente a los convergentes para reprocharles "que se creen que tienen la gestión patrimonialista del proceso soberanista, y confunden a miles y miles de personas con un solo proyecto y con un solo partido", frase que ha sido muy aplaudida.

"Todos nos necesitamos; hoy, más que nunca. No hay zona a la intemperie", ha advertido Fernández.

Para cerrar su discurso ha asegurado: "Nunca fallaremos a la justicia social de nuestra gente", poniendo énfasis en que el acuerdo de Govern debe implicar determinadas políticas sociales, como ha dicho Salellas.

LA CUP NO HA PLANTEADO OTRAS ELECCIONES

La diputada del Parlament Anna Gabriel también ha reivindicado las políticas sociales, y además ha dejado claro que no pretenden verse obligados a que haya que convocar otras elecciones, aunque ha matizado que, si finalmente hay comicios en marzo, habrá sido porque los otros negociadores "no han movido la fecha que la gente pida que mueven".

"Concurrir a las elecciones de marzo, no. Nunca hemos puesto las elecciones sobre la mesa. Han sido ellos", ha asegurado.

LAS BASES APOYAN NEGOCIAR UN CANDIDATO DE CONSENSO QUE NO SEA MAS

Las bases de la CUP han apoyado mayoritariamente que sus representantes sigan negociando la investidura de JxSí pero manteniendo el rechazo a que el presidente sea Artur Mas (CDC) y exigiendo en su lugar a un candidato que sea de consenso, opción que ha conseguido el mayor número de votos entre diversas vías puestas a votación.

Lo han expresado durante el Debat Nacional en el pabellón Congost de Manresa, donde los dirigentes han reunido a los miembros de la CUP para explicarles la marcha de las negociaciones.

La CUP no ha presentado esta votación como vinculante, pero el resultado da idea de la corriente dominante entre los miembros de la formación.

Según han explicado fuentes de la CUP, en el Debat Nacional han participado 1.254 personas, que han representado a más de 130 asambleas locales, las 13 territoriales y 9 organizaciones de la Crida Constituent.

Al final de la jornada se han votado cuatro posibles escenarios sobre la negociación --se podía votar más de un escenario--, y se ha impuesto mantener la postura actual y pedir un candidato de consenso alternativo a Mas.

Según algunos votantes de la CUP, la opción de mantener la postura actual ha obtenido 823 votos, mientras que esperar a una convocatoria de nuevas elecciones catalanas ha tenido 574 votos; aceptar a Mas como presidente con determinadas condiciones, 434; y esperar hasta que se celebren las elecciones generales, 139 votos.


 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La CUP sigue rechazando a Mas como presidente