PREMIUM  NACIONAL

El Tribunal de Cuentas advierte de que 30.000 españoles muertos ‘cobran’ pensión

Se trata de personas que figuran como fallecidas y que en 2014 cobraron unas pensiones que suman una cifra total de 300 millones de euros. 

Fachada del Tribunal de Cuentas. EFE
Fachada del Tribunal de Cuentas. EFE  

El Tribunal de Cuentas ha detectado que casi 30.000 personas que figuran como fallecidos seguían cobrando una pensión en 2014 por un importe total de 25 millones de euros mensuales. Así lo ha publicado El País en una información publicada este jueves en la que sostiene que los 25 millones mensuales de gasto elevarían la cifra a un total de 300 millones de euros anuales.

Se trata, tal y como avanza la cabecera nacional, de "lagunas y deficiencias" en el control que ejerce la Seguridad Social sobre las defunciones de pensionistas que está recogido en un informe de fiscalización del año 2014. Este escrito recomienda, asimismo, mejorar el sistema para impedir que se paguen prestaciones a personas muertas. 

El Tribunal de Cuentas se basa en una comparación entre el histórico de fallecimientos registrados entre 1987 y agosto de 2015 con la nómina de pensiones de diciembre de 2014. Como resultado halla que “un total de 29.321 pensionistas con pensiones por importe de 25,3 millones mensuales figuran como fallecidos según la información del INE”.

La institución fiscalizadora también señala en su nota que el 95% de estos difuntos continuaban cobrando una pensión prácticamente un año más tarde, en octubre de 2015.

No obstante, y tal y como recoge El País, la Seguridad Social resta veracidad a las afirmaciones del Tribunal. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) alega que ha ido caso por caso y que al cruzar los beneficiarios de la prestación y los datos de decesos del INE que blande el Tribunal surge la sorpresa: en la gran mayoría de los "presuntos pensionistas fallecidos" sólo coincide el número del Documento Nacional de Identidad. Parece ser que ni el nombre, ni ningún otro dato coinciden.

Es decir, sostiene que hay un error a la hora de registrar los DNI. "Parece altamente probable que el error en la identificación por DNI se encuentre en el fichero de defunciones o, en todo caso, que se trate de duplicidades", explica. 

En definitiva, la Seguridad Social considera que los resultados que ha obtenido el Tribunal respecto al control de los fallecidos deben ser “objeto de revisión”, ya que en su opinión no se corresponden con la realidad.

Por su parte, el Tribunal de Cuentas atribuye estas deficiencias a la pobre información sobre defunciones que remiten al INSS tanto la Dirección General de los Registros y del Notariado como el Instituto Nacional de Estadística. Además, cuestiona sus criterios a la hora de efectuar el cruce informático. “El INSS no tiene establecido un control de vivencia de los beneficiarios de una pensión y las entidades financieras colaboradoras en el abono de las pensiones tampoco efectúan de manera sistemática dicho control”, subraya el Tribunal de Cuentas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Tribunal de Cuentas advierte de que 30.000 españoles muertos ‘cobran’ pensión