SALUD

Illa se opone a la exigencia de la mayoría de CCAA de adelantar el toque de queda o aplicar confinamiento

Ocho comunidades han reclamado en el Interterritorial modificar la alarma para el toque de queda y dos para el confinamiento total

Las calles de Pamplona, tras el aumento en las restricciones del estado de alarma por el avance del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Las calles de Pamplona, tras el aumento en las restricciones del estado de alarma por el avance del coronavirus. MIGUEL OSÉS

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado este miércoles la reclamación de gran parte de las Comunidades Autónomas de modificar el decreto del estado de alarma para adelantar el toque de queda más allá de las 22 horas o incluso para aplicar un confinamiento domiciliario dado el caso, aunque ha asegurado que está propuesta "será estudiada" por parte del Ejecutivo central.

Así lo ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud, que se ha celebrado este miércoles desde Sevilla. El Gobierno había emplazado a las CCAA a debatir y consensuar en esta reunión la petición de reformar el actual estado de alarma para adelantar el horario del toque de queda a las 20 horas o incluso a las 18.00 como ha pedido Asturias, pero se ha opuesto al planteamiento de gran parte de ellas.

En concreto, los consejeros de Salud del País Vasco, Galicia, Andalucía, Asturias, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Baleares y Castilla y León han pedido en este órgano de trabajo el adelanto de la restricción a la movilidad nocturna, según informan a Europa Press fuentes de la reunión.

NAVARRA LO ACEPTARÍA SIN "NINGÚN PROBLEMA"

Por su parte, este mismo miércoles, el portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que el Ejecutivo foral no tiene "ningún problema" en que se habilite a las Comunidades Autónomas para que adelanten el toque de queda a las 20 horas, aunque por el momento Navarra no aplicaría ese posible adelanto y mantendría la limitación de movilidad entre las 23 y las 6 horas.

Remírez ha explicado, en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, que el Ejecutivo foral "se siente cómodo ahora mismo con las medidas que hemos tomado dentro del marco actual del Real Decreto Ley de estado de alarma". "No obstante, somos sensibles y no tendríamos ningún problema en que se habilitaran mayores franjas para disponer de mayor espacio de tiempo, siempre que sea una cuestión de opción, no de obligación", ha afirmado.

Insistiendo en esta idea, ha asegurado que "no tenemos ningún problema en que se habilite como opción, no como obligación, para que las Comunidades puedan iniciar la limitación nocturna a las 20 horas, pero no es la decisión que tomaría Navarra, porque se siente cómoda en el escenario que revisamos ayer", en concreto, el cierre del interior de los establecimientos de hostelería y la limitación de los espacios privados a la unidad convivencial.

El portavoz del Gobierno foral ha señalado que "estamos hablando de realidades diferentes en las Comunidades, la situación a nivel de incidencia, de positividad o de presión asistencial, y está bien que existan las herramientas que te den una flexibilidad para adaptarse a la realidad de cada Comunidad, siempre lo hemos defendido así, buscando el máximo grado de consenso pero a la vez teniendo las herramientas adecuadas para adaptarlas a nuestra situación, con lo cual no vemos ningún problema al respecto".

Volviendo al toque de queda, ha señalado que del análisis que se hace tanto desde el ámbito de salud como de seguridad pública su modificación en este momento "no se considera una cuestión que pueda actuar para reducir la curva de la pandemia". "Creemos que la limitación 23 a 6 horas es adecuada. Estuvo encima de la mesa las 22 horas, pero entre las 22 y las 23 horas en Navarra, comunidad con fuerte peso industrial, son muchos los navarros que salen de su puesto de trabajo y por tanto puede inducir a confusión acerca de qué personas se están movilizando para volver a sus casas. Con esa hora de diferencia no habría mayor problema", ha explicado.

MURCIA NO PARTICIPA POR LA DIMISIÓN DE SU CONSEJERO

Además, Murcia no ha intervenido en la reunión de este Consejo Interterritorial, que se ha producido antes de la dimisión del consejero Manuel Villegas. A pesar de no haber participado, el Gobierno murciano se había posicionado a favor de modificar el estado de alarma.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid también ha pedido herramientas para las autonomías a través de la reforma del decreto del estado de alarma, aunque no ha hecho ninguna referencia explícita al toque de queda. Sí que ha pedido, junto al País Vasco, saber si pueden disminuir el número de personas en las reuniones sociales sin modificar el decreto.

A este respecto, el Ministerio le ha trasladado que la autoridad competente delegada de cada comunidad puede determinar el número máximo de personas en las reuniones sociales y cuyo límite no debe impedir los grupos convivientes.

En el caso de Andalucía y Galicia, sus consejeros también han planteado al Gobierno que se reforme el actual estado de alarma que rige en el país hasta el mes de mayo para que se contemple la posibilidad de aplicar el confinamiento domiciliario dado el caso.

El actual decreto del estado de alarma no permite en la actualidad a las Comunidades Autónomas decretar un confinamiento domiciliario, por ello estos dos gobiernos regionales han pedido que el Ministerio de Sanidad estudie esta medida.

Además, el Gobierno asturiano ha reclamado que, si se modifica el estado de alarma, las Comunidades Autónomas puedan aplicar el toque de queda desde las 18.00 horas de la tarde, informan a Europa Press fuentes de la reunión.

MÁS MEDIDAS AMPARADAS EN EL ACTUAL ESTADO DE ALARMA

Durante su comparecencia, Illa y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, han insistido en que los gobiernos autonómicos tienen aún capacidad de aplicar más medidas que estén amparadas por el actual estado de alarma que rige en el país hasta el mes de mayo.

Según ha defendido el ministro, algunos Ejecutivos autonómicos han advertido que adelantando el toque de queda se podría dar una situación contraria a la deseada porque habría una concentración de actividades en un corto espacio de tiempo.

"De todas formas vamos a seguir trabajando, pero constatamos que con el arsenal de medidas que tenemos se ha conseguido ya derrotar una ola", ha subrayado Illa.

Por ello, han descartado por el momento aplicar esta medida e Illa ha negado que la mayoría parlamentaria para modificar el estado de alarma haya influido en esta decisión.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Illa se opone a la exigencia de la mayoría de CCAA de adelantar el toque de queda o aplicar confinamiento