TRIBUNALES

Puigdemont, detenido por la policía alemana tras cruzar la frontera desde Dinamarca

La Justicia española había cursado una euroorden para que se arrestara al expresidente de la Generalitat de Cataluña.

Carles Puigdemont. ARCHIVO
Carles Puigdemont. ARCHIVO  

La policía alemana ha detenido al expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, cuando acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca, a raíz de la euroorden de detención cursada por la justicia española.

El abogado del expresidente, Jaume Alonso-Cuevillas, había publicado en su cuenta de Twitter que había sido "retenido", que el trato "ha sido correcto en todo momento" y que se encontraba en una comisaría de la policía alemana.

Sin embargo, la policía federal ha confirmada que Puigdemont ha sido arrestado a las 11.19 horas en Kiel, la capital del estado federado de Schleswig-Holstein. Después, ha sido trasladado al centro penitenciario de Neumünster, en el mismo estado germano.

Alonso-Cuevillas había explicado también que Puigdemont volvía a Bélgica para "ponerse, como siempre, a disposición de la justicia belga", y que su defensa jurídica ya está activada.

Puigdemont acababa de cruzar en un vehículo la frontera desde Dinamarca por la A-7, una carretera en dirección a Hamburgo, desde donde tenía previsto volar hasta Bélgica.

El diario alemán Focus asegura que el servicio de inteligencia español tenía localizado a Puigdemont y cuando salió de Finlandia hacia Alemania, informó a la policía alemana.

ADELANTÓ SU VIAJE DE VUELTA POR LA ORDEN DE DETENCIÓN

Como se recuerda, el expresidente catalán había viajado a Finlandia este fin de semana para mantener contactos con varios diputados y dar una conferencia en la universidad de Helsinki.

Según el diputado finlandés Mikko Kärnä, uno de los afintriones de Puigdemont en Finlandia, este adelantó su regreso el viernes, después de que el juez Pablo Llarena enviara al país nórdico la orden internacional de detención.

Las autoridades de Alemania han comunicado oficialmente al Gobierno de Mariano Rajoy la detención del expresidente de la Generalitat, según han informado fuentes del Ejecutivo, que han señalado que ahora se seguirán los trámites habituales en el sistema europeo de cooperación policial y judicial.

DE 10 A 60 DÍAS

Los plazos de entrega del expresidente de la Generalitat van de 10 a 60 días. Según recoge la legislación europea, si la persona detenida manifiesta su consentimiento de entrega a su país, esta se hará efectiva en un plazo de 10 días tras haberse manifestado el consentimiento.

En cambio, en los demás casos, la decisión definitiva sobre la ejecución de la euroorden debería tomarse en un plazo máximo de 60 días tras la detención del sujeto.

La Fiscalía General del Estado se encuentra ya realizando intensas gestiones con la Fiscalía de Alemania y Eurojust (órgano de la Unión Europea encargado del refuerzo de la cooperación judicial entre los Estados miembros), a fin de poner a su disposición toda la documentación y material que se precise para hacer efectiva la euroorden de detención, según han informado fuentes de la Fiscalía.

La detención de Puigdemont se ha materializado gracias a la cooperación entre la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA) y la Policía Nacional española (Comisaría General de Información y División de Cooperación Internacional), en coordinación con el CNI, han expuesto fuentes policiales.

Este arresto se ha producido en virtud de la Orden Europea de Detención y Entrega del 23 de marzo, emitida por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, por un delito de rebelión, con ámbito de difusión Schengen.

DE DIEZ AÑOS A CADENA PERPETUA EN ALEMANIA

El Código Penal alemán establece penas de entre diez años y cadena perpetura para el delito de alta traición, del que se le acusa al expresidente de la Generalitat.

La legislación alemana no recoge el delito por rebelión, pero castiga en su sección 81 la alta traición contra la Federación con una pena privativa de la libertad de por vida o con pena privativa de la libertad no inferior a diez años.

El Código Penal alemán entiende por alta traición el intento "con violencia o por medio de violencia" de perjudicar la existencia de la República Federal de Alemania o "cambiar el orden constitucional que se basa en Constitución de la República Federación de Alemania".

Además, la ley alemana castiga con una pena privativa de la libertad de uno hasta diez años a "quien prepara una determinada operación de alta traición contra la Federación alemana".

Si existe arrepentimiento eficaz del delito de alta traición, el Código Penal alemán establece en su sección 83 que el tribunal puede disminuir la pena, según su criterio.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha celebrado este domingo la detención de Puigdemont: "Se acabó la fuga del golpista". En un apunte en Twitter, ha asegurado que "intentar destruir una democracia europea, saltarse las leyes democráticas, romper la convivencia o malversar dinero público para ello no puede gozar de impunidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Puigdemont, detenido por la policía alemana tras cruzar la frontera desde Dinamarca