PREMIUM  TRIBUNALES

Puigdemont sale de la cárcel: "Continuamos más fuertes que nunca, más decididos que nunca"

Ha reclamado al Gobierno que negocie, mientras el Ejecutivo no descarta que se pueda seguir juzgando al expresident  por rebelión.

Montaje de Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. ARCHIVO / EFE
Montaje de Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. ARCHIVO / EFE  

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha exigido este viernes "la liberación inmediata" de todos los miembros del Govern cesado que se encuentran encarcelados en España y ha llamado al diálogo para resolver la situación política catalana.

"Continuamos más fuertes que nunca, más decididos que nunca, siguiendo nuestra vía, la vía catalana, la vía no violenta", ha asegurado.

Estas declaraciones ha hecho a los medios tras abandonar, a las 13.51 horas, la cárcel alemana de Neumünster por orden del Tribunal Regional Superior (OLG) de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania, que le ha puesto en libertad bajo fianza de 75.000 euros.

"Es una vergüenza para Europa tener presos políticos", ha valorado Puigdemont, que ha asegurado que ha confiado siempre en la justicia europea, de la que ha destacado su compromiso con los derechos humanos y la separación de poderes.

Su causa, ha afirmado, "no es sólo por el derecho a la autodeterminación ni sólo una cuestión interna, sino que afecta a todos los ciudadanos que se preocupan por los riesgos de una democracia blanda" que, ha augurado, puede acabar con Europa.

El expresidente de la Generalitat ha defendido que "es el momento de dialogar", y ha insistido en que no hay excusa para que las autoridades españolas no quieran negociar con las instituciones de Cataluña, ha dicho.

"Pedimos diálogo en los últimos años y sólo hemos recibido una respuesta violenta y represiva. Es hora de hacer política", ha sentenciado.

Pr ello, ha instado a encontrar una solución política al proceso independentista y no acudir "a la ley y al derecho penal" como única vía.

"Estamos delante de un caso político que reclama que el Gobierno se siente en una mesa de negociación y empiece a hablar con los líderes políticos catalanes que han sido elegidos para hacerlo", ha dicho.

Carles Puigdemont en las declaraciones que ha realizado este viernes tras salir de la cárcel. EUROPA PRESS

NO HAY REBELIÓN Y AGRADECIMIENTOS

El expresidente ha asegurado que tanto él como el resto de dirigentes soberanistas encausados están acusados de delitos que no han cometido y considera que así se está demostrando "en varias instancias de justicia de varios países europeos".

"No estamos ante un caso de rebelión ni de malversación ni de nada que se le parezca", ha concluido Puigdemont.

También se ha mostrado optimista de cara al futuro y así lo ha querido transmitir: "Mucho coraje a todos, continuemos y sigamos hacia delante. Es un camino largo, pero es un camino que solo tiene un final posible que es nuestra victoria".

El expresidente catalán ha iniciado sus palabras mostrando su agradecimiento por las muestras de apoyo recibidas, entre ellas, "centenares y centenares de cartas" que ha asegurado que intentará contestarlas todas.

"Nunca podré pagara la solidaridad, el afecto y la persistencia que habéis demostrado todos estos días. Las cartas han representado una verdadera luz en estos días de oscuridad", ha concluido el presidente.

Asimismo, ha agradecido a los funcionarios del centro penitenciario su respeto y al resto de internos el apoyo que ha dicho haber recibido y cómo lo han ayudado a adaptarse: "Mis mejores deseos a todos ellos y a sus familias".

FISCALÍA Y LLARENA ESTUDIAN ACUDIR AL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNIÓN EUROPEA

Por su parte, la Fiscalía General del Estado ha emitido una nota este viernes en la que anuncia que estudiará "la eventual posibilidad de ejercitar las acciones pertinentes para la protección y defensa del orden jurídico europeo relativas a la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)".

El anuncio de la Fiscalía se produce después de que el magistrado instructor de la causa del 'procés' en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, anunciara que también estudia la posibilidad de plantear una cuestión prejudicial al TJUE sobre de la orden de detención europea y los procedimientos de entrega entre estados miembros.

De formalizarse esta petición al tribunal europeo, la tramitación de la OEDE remitida a Alemania por los delitos de rebelión y malversación quedaría en suspenso hasta que el tribunal europeo resolviera la duda planteada.

Esta paralización de la OEDE daría tiempo a Llarena para replantear su estrategia procesal tras el revés sufrido tras la decisión del tribunal Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein, que únicamente deja la posibilidad de entregar al exmandatario catalán por malversación y descarta así que pueda ser juzgado en España por la conducta más grave que es la de rebelión. 

EL GOBIERNO VE ABIERTA LA POSIBILIDAD DE JUZGAR A PUIGDEMONT POR REBELIÓN

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha insistido este viernes en que el procedimiento abierto en Alemania contra Carles Puigdemont en aplicación de una euroorden de detención aún no ha terminado y que hasta entonces no se podrá determinar si la Justicia española podrá o no juzgar por rebelión al expresidente de la Generalitat de Cataluña.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz ha abogado por "esperar a que acabe el procedimiento" para ver si Puigdemont será extraditado y por qué delitos exactamente, y ha dicho que el Gobierno prefiere "no aventurar hipótesis".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Puigdemont sale de la cárcel: "Continuamos más fuertes que nunca, más decididos que nunca"