• martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 23:59

 

 
 

SALUD

La profesora que recibió una dosis de AstraZeneca no murió a causa de la vacuna

Pilar González Bres, malagueña de 43 años, falleció dos semanas después de recibir la primera dosis de la vacuna AstraZeneca.

Un sanitario prepara una de las vacunas de Oxford y AstraZeneca. Owen Humphreys-PA Wire-dpa
Un sanitario prepara una de las vacunas de Oxford y AstraZeneca. Owen Humphreys-PA Wire-dpa

La muerte de la profesora malagueña Pilar González Bres, que falleció en Marbella por una hemorragia cerebral dos semanas después de recibir la primera dosis de AstraZeneca, no estaría relacionada con la administración de la vacuna.

Según ha informado Diario SUR, la autopsia clínica a la fallecida apunta a que la vacuna de AstraZeneca estaría exenta de guardar relación con la causa de la muerte.

En dicha autopsia, los médicos han detectado que la mujer de 43 años tendría una predisposición a sufrir un accidente cerebrovascular. Además, todo parece indicar que habría sufrido una aneurisma, rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro, que degeneró en una hemorragia masiva.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella había ordenado a petición de la familia que se llevara a cabo el examen del cadáver para esclarecer las causas de la muerte.

Diario SUR informa además que no se han detectado indicios de trombo en el cuerpo de la víctima, aunque todavía no se han concluido todas las pruebas médicas.

La mujer falleció el martes 16 de marzo en el Hospital Quirón de Marbella, lugar al que acudió en tres ocasiones por malestar general después de que le inocularan la vacuna. La primera ocasión, el 4 de marzo por fuertes dolores de cabeza. En esa visita recibió el alta al considerar que podía tratarse de una reacción a la vacuna de AstraZeneca, que le habían administrado un día antes.

Pilar González era profesora de matemáticas en un instituto de Marbella y madre de dos hijas. Tras la primera consulta médica se incorporó a la actividad docente hasta que el pasado sábado 13 de marzo volvió a acudir a urgencias del Hospital Quirón, donde el médico que la atendió ordenó que se le realizara un TAC. Sin embargo, en la prueba no se apreció "nada significativo" y se le dio el alta médica.

Al día siguiente, Pilar González Bres regresó por tercera vez a la clínica y al repetir el TAC, se reveló que sufría una hemorragia cerebral. El lunes la mujer de 43 años fue intervenida de urgencia para drenar la sangre de la cabeza, momento en el que descubrieron tenía también un edema. La situación de Pilar continuó empeorando y finalmente el martes 16 de marzo en la UCI.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La profesora que recibió una dosis de AstraZeneca no murió a causa de la vacuna