Profanan una parroquia riojana, pisan formas consagradas y se llevan otras

Los hechos sucedieron el pasado día 9 de diciembre en la parroquia de la Virgen de la Asunción de Nalda.

Iglesia de Nª Señora de la Asunción (Nalda).
Iglesia de Nª Señora de la Asunción (Nalda).  

El párroco de Nalda (La Rioja), Ignacio Subero, ha dicho que han profanado el sagrario de la iglesia de esta localidad, donde había entre 35 y 40 formas consagradas, de las que "unas cuantas, pocas", se hallaron ante la puerta de la casa parroquial pisadas y el resto ha desaparecido.

La profanación, que se ha denunciado ante la Guardia Civil, se produjo entre las 19:00 y las 19:30 horas del pasado día nueve, cuando él, después de celebrar una misa en otro templo cercano, llegó a la parroquia de la Virgen de la Asunción y vio en el suelo del presbiterio, entre el altar y el sagrario, una forma consagrada.

Subero ha insistido en que no sospecha quién ha podido ser el autor o autores de este hecho y ha añadido que no quiere que este suceso se convierta en algo "sensacionalista".

También ha reconocido que cerca de la casa parroquial, donde él reside y que se encuentra a unos cien metros de la iglesia, halló "unas pocas formas consagradas troceadas y pisadas", sin que haya especificado el número; y, el resto, no ha aparecido.

La puerta de la iglesia estaba abierta, dado que Subero la abre por la mañana y por la tarde para que los feligreses puedan acudir a rezar a este templo del siglo XVI de Nalda, que tiene cerca de un millar de habitantes y se encuentra a unos 18 kilómetros de Logroño.

El Consejo Parroquial de Nalda se reunirá en los próximos días con el fin de organizar un acto de desagravio ante esta profanación, sin que aún se conozcan la fecha ni en qué consistirá, que podría ser una eucaristía o una exposición del Santísimo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Profanan una parroquia riojana, pisan formas consagradas y se llevan otras