PREMIUM  SUCESOS

Se fuga uno de los presos más peligrosos de toda España: estas son algunas de sus atrocidades

Debía ir el pasado lunes en régimen de autogobierno (por cuenta propia) desde la prisión hasta un centro de inserción social, pero nunca apareció en su destino.

Imagen de archivo de las celdas de una prisión ARCHIVO
Imagen de archivo de las celdas de una prisión ARCHIVO  

 Asesinato, intentos de fuga, secuestro de funcionarios, desacato, agresión, amenazas o robos, son algunos de los delitos que hacen de Santiago Izquierdo Trancho, fugado desde el 30 julio de la cárcel leonesa de Mansilla de las Mulas, uno de los presos más peligrosos del país.

Según ha informado el periódico Leonoticias, Izquierdo, encarcelado un 30 de mayo de 1985, debía ir el pasado lunes en régimen de autogobierno (por cuenta propia) desde la prisión de Mansilla de las Mulas hasta el Centro de Insercción Social 'Jesús Haddad Blanco' de León capital. Saliendo a las 17 horas, su llegada se esperaba para las 19:00, pero esta nunca se produjo.

Tras haber pasado el tiempo reglamentario, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado activaron el protocolo de búsqueda que, a día de hoy, sigue en pie.

Izquierdo no es un recluso cualquiera. El hecho de ser encarcelado nunca ha supuesto una pega para seguir ampliando su currículum delictivo. Entre otros, encerró en 1987 a un funcionario de prisiones durante un intento de fuga y asesinó a uno de sus compañeros en el patio de la cárcel. 

En otra ocasión, llegó a alcanzar el tejado de una prisión para escapar (aunque no lo logró) y, en otra, se descubrió un agujero que había hecho en el techo de su celda para escapar atravesándolo.

Según el sindicato Acaip, se trata de un individuo capaz de ocultar cuchillos y pinchos en su estómago, serrar barrotes y disimularlo con pasta de dientes pintada, entre otras atrocidades. Su condena se eleva a 138 años de cárcel.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se fuga uno de los presos más peligrosos de toda España: estas son algunas de sus atrocidades