PREMIUM  POLÍTICA

El PNV propone una nueva política penitenciaria que contempla el acercamiento de los presos de ETA

El Gobierno Vasco confía en que la desaparición definitiva de la banda terrorista ETA se produzca este 2018. 

El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el Parlamento Vasco. /EFE
El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el Parlamento Vasco. /EFE  

El Gobierno Vasco ha fijado entre sus retos para este año en materia de paz promover acuerdos con los ejecutivos español y francés y los grupos parlamentarios para favorecer una nueva orientación de la política penitenciaria en materia de acercamiento de presos de ETA.

Según indica el Gobierno Vasco en su balance de la evolución del Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Ejecutivo Vasco durante 2017, el Ejecutivo francés ha puesto en marcha cambios en la política penitenciaria que "el Gobierno español ha aceptado". Estos cambios consisten en acercar a cárceles próximas al País Vasco francés a los presos de ETA que estén cerca de acabar sus condenas, dentro un proceso progresivo, gradual e individualizado.

En política penitenciaria, además de darle una nueva orientación sobre acercamiento de presos etarras, el Ejecutivo autonómico quiere consensuar un decreto que permita desarrollar legalmente políticas activas de reinserción social.

FIN "DEFINITIVO" DE ETA

Así mismo, el Gobierno Vasco considera que "muy probablemente" este año se producirá la "definitiva desaparición" de ETA después de su desarme el pasado año y que es "insoslayable" una reflexión crítica y explícita sobre la injusticia del daño que causó el terrorismo.

Tal y como ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo Vasco, Josu Erkoreka, el primer reto de este gobierno es contribuir a materializar la "disolución unilateral, efectiva y definitiva de ETA" y promover una "reflexión crítica" compartida sobre la "injusticia del daño causado" por las "violaciones de derechos humanos provocadas por el terrorismo y la violencia".

Además, en el informe del Plan de Convivencia y Derechos Humanos, el Gobierno Vasco considera que se ha producido un "desbloqueo paulatino de los principales nudos" que "atenazaban" el escenario de convivencia en Euskadi, aunque reconoce que siguen existiendo dificultades y cuestiones pendientes.

Entre los objetivos que se consideran cumplidos al 100 % están las acciones vinculadas con el apoyo a la verificación y desarme de ETA. El documento indica que en este área la Presidencia del Gobierno Vasco y la Secretaría General de Derechos Humanos tuvieron en 2017 una "participación activa en tareas de facilitación en el proceso que condujo" al "desarme de carácter legal, definitivo e irreversible" de la banda terrorista.

Una vez constatado esto, el siguiente paso sería la "definitiva desaparición" de ETA, que el Gobierno Vasco considera que "muy probablemente" será este año.

El pasado 4 de enero, el Foro Social Permanente, que agrupa a entidades y personas que impulsan un "proceso de paz" en Euskadi, auguró que en el primer semestre de 2018 se producirá "la desmovilización de ETA".

El Gobierno Vasco recuerda en su documento que sus políticas públicas se deben concentrar en "apoyar y reforzar las condiciones favorables que en este momento se están dando" para la "culminación del proceso del final ordenado de la violencia y para seguir consolidando la normalización y conciliación".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PNV propone una nueva política penitenciaria que contempla el acercamiento de los presos de ETA