SUCESOS

Piden 13 años para un hombre que contrató a un sicario para matar a su mujer

El acusado planeó presuntamente el asesinato de su mujer simulando un robo con el fin de marcharse con su amante

Audiencia Provincial de León.
Audiencia Provincial de León.

La Fiscalía de la Audiencia provincial de León solicita 13 años de cárcel para J.M.C.R. por un delito de asesinato en grado de tentativa tras, supuestamente, contratar a un sicario para que matara a su mujer.

La Audiencia Provincial de León juzgará a partir de mañana los hechos que se remontan a julio de 2014, cuando presuntamente el acusado, vecino de la localidad de Villadangos del Páramo, planeó el asesinato de su mujer simulando un robo con el fin de marcharse con su amante con que la mantenía una relación sentimental desde 2010.

Según las calificaciones provisionales de la Fiscalía, el acusado, en prisión preventiva desde agosto de 2014, se habría puesto en contacto con una persona para que llevará a cabo el crimen a cambio de 20.000 euros, para lo que le adelantó 3.000 euros acordando la liquidación de la suma una vez se consumara el crimen.

El asesinato se frustró cuando el supuesto sicario ingresó en prisión por otra causa, a pesar de lo cual el acusado perseveró poniéndose en contacto con otra persona conocida del primer sicario y que estaba al corriente de las intenciones de Cañón.

Según el escrito de la Fiscalía, el ahora acusado se citó con el nuevo sicario y otras dos personas de origen sudamericano el 11 de agosto de 2014 para concretar el plan y facilitarles los horarios de su esposa, una fotografía para que pudieran identificarla y todos los datos necesarios sobre donde residía para facilitarles su localización.

El nuevo sicario habría solicitado, según se recoge en el escrito de las calificaciones, un anticipo de 10.000 euros al que el acusado se negó aceptando tan sólo entregar 300 euros tras acordar la fecha del crimen para el 13 de agosto de 2014, simulando un robo para encubrir los hechos.

Tras llegar esta fecha y verificar Cañón que su mujer seguía viva se puso de nuevo en contacto por vía telefónica con el sicario que le trasladó que había tenido problemas y solicitándole de nuevo el anticipo de 10.000 euros para llevar a cabo el asesinato, que fijaron para el día siguiente, 14 de agosto.

La negativa del acusado a adelantar más dinero frustró el crimen de la que a día de hoy todavía es su mujer y Cañón fue detenido el 19 de agosto por la Policía, que encontró debajo del asiento de su vehículo 10.000 euros.

El juicio está previsto que se prolongue hasta el martes y testificarán los dos supuestos sicarios, la amante del acusado y la supuesta víctima.

Por su parte, la defensa pide la libre absolución y solicita la nulidad del caso al considerar ilegales las escuchas telefónicas que provocaron la detención del acusado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden 13 años para un hombre que contrató a un sicario para matar a su mujer