PREMIUM  SUCESOS

El parricida de Carabanchel: "Soy culpable. Le quité la vida a mi hijo y agredí al otro"

Asegura que no recuerda los hechos porque tiene un lapsus por la ingesta de alcohol y medicamentos

El parricida de Carabanchel declara en el juzgado
El parricida de Carabanchel declara en el juzgado  

Jorge Diego C., conocido como el 'Parricida de Carabanchel', ha admitido en el juicio que le quitó la vida a su hijo menor, un bebé de 19 meses, y que hirió al otro, de 5 años, aunque ha añadido que "en ningún momento" se le pasó por la cabeza "hacerles daño" y que "jamás" pensó en hacerlo "premeditadamente".

"Soy culpable. Le quité la vida a mi hijo (pequeño) y agredí al otro. Mis manos fueron las que cometieron esos delitos", ha aseverado con semblante tranquilo al inicio de la vista, manifestando que en su mente no recuerda haber matado a su hijo. Además, ha dicho que bebió entre 6 y 8 litros de cerveza, tomándose ese día pastillas para la depresión.

También ha querido reseñar que ha quedado demostrado que sufre un trastorno psicótico que le alteró gravemente sus facultades. "Esa noche bebimos mucho", ha narrado al tribunal.

"Tengo un lapsus en la mente. No sé qué sucedió por la medicación. Lo que declaré fue lo que recordaba. No tengo en mi mente que cogiese la cabeza a mi hijo. Por supuesto que soy culpable", ha destacado, insistiendo que no recordaba que le asestara hasta 19 pinchazos a su bebe. Sí ha dicho que tiene "flash" de cuando acuchilló en el brazo a su hijo mayor.

En el banquillo, el presunto asesino se ha mostrado tranquilo y atento a lo manifestado en las cuestiones previas al juicio. En ellas se ha acordado que conste la prueba constituida sobre la declaración de su hijo para evitar que tenga que recordar los trágicos hechos ocurridos el 28 de abril de 2014.

En el momento de los hechos sufría un trastorno psicótico producido por la ingesta de alcohol y ansiolíticos. Tras el crimen, dejó una carta explicando los motivos: "Los he matado por su bien, para que no sufran como yo y no vivan la vida que vive su madre". El acusado llegó a intentar suicidarse en dos ocasiones, una de ellas en el calabozo.

PETICIÓN DE PENA

El acusado se enfrenta a una petición fiscal de 21 años de prisión por un delito de asesinato y otro en grado de tentativa. La acusación particular, que representa a la familia, eleva la solicitud a 25 años de cárcel por asesinato, y 18, por esta infracción penal en grado de tentativa.

El abogado defensor solicitará la libre absolución de su cliente, mientras que el fiscal quiere que cumpla la pena en un centro psiquiátrico. La abogada de la familia luchará en el juicio por que se le condene y cumpla la pena en un centro penitenciario. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El parricida de Carabanchel: "Soy culpable. Le quité la vida a mi hijo y agredí al otro"