• miércoles, 01 de diciembre de 2021
  • Actualizado 05:12

 

 
 

SUCESOS

Una mujer muere tras confundirla con una enferma terminal y no querer enviarle una ambulancia

Los servicios de emergencias le negaron una ambulancia porque se encontraba en cuidados paliativos y ya se iba a morir.

Imagen de una ambulancia del Suma. ARCHIVO
Imagen de una ambulancia del Summa. ARCHIVO

Una mujer ha fallecido en su domicilio en Madrid después de no habérsele enviado una ambulancia a tiempo tras confundirla el Summa con una enferma terminal. La historia la ha publicado EL MUNDO y cuenta el caso real vivido por Beatriz Sánchez, que llamó a emergencias porque su madre no respiraba bien y perdía el conocimiento, y vio como les era negada la asistencia.

Según se expone en la noticia, la trabajadora del Summa confundió a Carmen Ponce, la mujer que requería asistencia y terminó falleciendo, con una enferma terminal y en cuidados paliativos por lo que se negó a enviar una ambulancia.

En el audio de la conversación que ha trascendido, se escucha hablar a la hija de la fallecida con la trabajadora, a la que le pide insistentemente que acuda una ambulancia y esta le reprende con que "tienen muchas llamadas".

 "Señora, es que tenemos muchas llamadas, ¿vale? Pero una persona que está en situación terminal, en cuidados paliativos y que hace pausas de apnea, es que está falleciendo, señora", le llega a decir.

Sin embargo, ese no era el caso de su madre.  La mujer tenía una válvula en el corazón pero se encontraba en buen estado físico. Es por eso que Beatriz Sánchez ha pedido una reclamación de 72.000 euros por el error y justicia, "ya que no te puedan tratar así, que no se cometan esos errores".

CONVERSACIÓN TELEFÓNICA

-Médico: Buenos días, soy el médico de urgencia.

-Beatriz Sánchez: Buenos días. Mire, ya he hablado con un compañero suyo...

-M: Conmigo, señora, conmigo.

-B: Es que ya venían de camino, pero es que mi madre no respira...

-M: Pues si no respira, señora, es que ha fallecido.

--B: No, no ha fallecido, se queda sin respirar y al ratito vuelve en sí...

-M: Vamos a ver, señora, con la información que usted me ha dado se le ha asignado un médico que todavía no está de camino, señora, ¿vale?

-B: Pues como tarde mucho se me va mi madre...

-M: Señora, es que su madre se está muriendo. Por lo que usted me ha contado, ¿vale?

-B: La verdad, da gusto con usted, me deja con una tranquilidad... ¡Pues si vienen rápido igual no se muere!

-M: Señora, es que tenemos muchas llamadas, ¿vale? Pero una persona que está en situación terminal, en [cuidados] paliativos y que hace pausas de apnea, es que está falleciendo, señora.

-B: Mi madre no está en paliativos ahora mismo...

-M: ¡Señora, me lo ha dicho usted! Paliativos de Asisa. ¡¿O me lo he inventado yo?!

-B: Eso es otra persona, es otra persona...

-M: Pues perdone, pero llama usted de la calle Calahorra, ¿verdad?

-B: Número 12. ¡Habrá otra persona con problemas respiratorios en esta calle! Y yo no he dicho que esté en paliativos.

-M: Señora, pero la información que usted me ha dado es «paciente con enfermedad terminal, en paliativos de Asisa»...

-B: ¡Que será otra persona, que mi madre no está en paliativos de Asisa!

-M: Pues perdone, señora, a lo mejor ha habido un error y estaríamos hablando de otra paciente... Le enviamos una UVI inmediatamente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una mujer muere tras confundirla con una enferma terminal y no querer enviarle una ambulancia