PREMIUM  SALUD

Desarrollan un nuevo mecanismo que inhibe algunos efectos secundarios de la quimioterapia

Los investigadores sanitarios han probado un nuevo tratamiento para evitar el daño que el antitumoral ocasiona en la mucosa gastrointestinal.

Una paciente ingresada en el hospital para someterse a un proceso de quimioterapia. ARCHIVO
Una paciente ingresada en el hospital para someterse a un proceso de quimioterapia. ARCHIVO  

Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) han descubierto un nuevo mecanismo que inhibe algunos efectos secundarios de la quimioterapia, lo que permitirá desarrollar herramientas terapéuticas para prevenir alteraciones gastrointestinales producidas por los medicamentos contra el cáncer.

Este nuevo estudio, que forma parte de un proyecto financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Comunidad de Madrid, describe cómo el uso de algunos antitumorales, como la vincristina, produce una disminución de la motilidad gastrointestinal, alterando su correcto funcionamiento, según destaca la URJC en una nota.

Partiendo de ese dato, el trabajo, publicado recientemente en un número especial de la revista 'Frontiers in Pharmacology', ha consistido en analizar el papel de los receptores cannabinoides CB1 y CB2 en el desarrollo de dicha dismotilidad intestinal producida por la vincristina en los tratamientos contra el cáncer.

El resultado del estudio, realizado por los grupos NEUGUT e i+DOL (Grupo de Excelencia Investigadora URJC-Banco de Santander-Grupo de Investigación y Tratamiento del Dolor), ha sido la determinación de un mecanismo que inhibe esta disfunción y que permitirá en un futuro el desarrollo de nuevas terapias para tratar este problema.

"Mediante técnicas radiográficas hemos confirmado el efecto de la vincristina en la motilidad gastrointestinal y a través de técnicas histológicas hemos observado el daño que el antitumoral ocasiona en la mucosa gastrointestinal", ha señalado la investigadora de Farmacología y Nutrición de la URJC, Raquel Abalo.

Abalo ha añadido que para ver la implicación de los receptores cannabinoides CB1 y CB2 en la dismotilidad que produce la vincristina, han utilizado los antagonistas selectivos de dichos receptores", observando cómo "el bloqueo de receptores CB1 mejora la motilidad intestinal alterada por la vincristina".

"Mediante la utilización del antagonista del cannabinoide CB1, el AM251, podemos afirmar que la inhibición de este tipo de receptor podría ser una herramienta terapéutica para prevenir los indeseados efectos secundarios que sobre el sistema digestivo tiene el tratamiento con vincristina", insiste la investigadora de la URJC.

El trabajo, titulado 'Participación de la señalización cannabinoide en la dismotilidad gastrointestinal inducida por vincristina en la rata', ha sido editado por la doctora Abalo, en colaboración con los doctores Nurgali (U. Victoria, Melbourne, Australia) y Jagoe (U. McGill, Montreal, Canadá).

Para el desarrollo del mismo, los investigadores de la URJC han colaborado con las unidades asociadas I+D+i del Instituto de Química Médica (IQM) y del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL-CSIC), así como con la Unidad del Dolor del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Desarrollan un nuevo mecanismo que inhibe algunos efectos secundarios de la quimioterapia